sábado, 6 de abril de 2019

Hablar con un personaje

Hoy termino esta primera semana de gira contando cuentos por Cantabria (la próxima semana, más). Han sido unos días muy gozosos, con muchos momentos estupendos, con llenos de público en todas las funciones (público del lugar pero también público de sitios cercanos ¡o lejanos! Ayer una pareja vino de un lugar a hora y media de distancia para escuchar ¡y ya echan el final de semana por aquí!). En todas las funciones he tenido momentos memorables, pero es que ayer pasó una cosa en Mazcuerras que fue insólita. A ver cómo os lo explico.

Foto de la sesión. María Jesús Recuero

Estaba contando para público adulto y entre el público había tres mujeres que intervenían de vez en cuando, comentando en voz alta entre ellas, conmigo... en fin. Ya os he dicho muchas veces que los cuentos no son monólogos, son diálogos, y estas cosas que ocurren (con menor o mayor intensidad) uno no deja de incorporarlas al relato (tratando que el relato no quede diluido entre glosas y diálogo escénico), porque lo primordial es el cuento (al menos, así opino yo). Ayer estas tres mujeres rozaban el límite, un poco más y podrían haber entorpecido el cuento, y la verdad es que me tuve que emplear a fondo con ellas para lograr mantener el equilibrio y que sus intervenciones fueran sumando al cuento, en vez de ir restando. Creo que salí airoso y la función fue muy divertida, y que el trabajo con estas tres mujeres funcionó bien (por lo que me contaron después algunas personas del público: ¡qué juego te han dado esas tres!, me decían; sí, sí, pensaba yo, pero si me pillan hace diez o quince años lo mismo me tumban el cuento o me cabrean ahí en escena, que la cosa no es tan sencilla).
Bueno, pero esto no es lo fascinante de ayer, lo fascinante es que en un momento de este toma y daca, estos saltos de vallas mientras iba yo corriendo el cuento, una de las tres mujeres no se dirigió directamente a mí, sino que se puso a hablar con uno de los personajes del cuento. Yo estaba contando una parte del cuento en el que había ordenado espacialmente la secuencia para que la gente supiera dónde estaba uno, dónde estaba otra, en fin, apenas una pincelada, y como si el personaje hubiera adquirido corporeidad y se hubiera hecho presente ahí a mi lado, esta mujer se puso a hablar con él (mirando en la dirección donde estaba, concretamente a mi derecha) intentando que hiciera otras cosas distintas a lo que tenía que hacer para que el cuento siguiera su curso natural. Fue absolutamente fascinante, sorprendente, maravilloso. Obviamente paré el cuento y me puse a comentar lo que estaba sucediendo (a metacontar, quienes me conocéis sabéis que es algo que disfruto mucho), porque esta mujer no era consciente de lo que estaba haciendo y en ese instante, cuando me pongo a explicar lo que está intentando todos nos quedamos maravillados. Intentó saltar por encima de mi narrador y el cuentista que soy y que fue consciente tomó la voz para explicarlo (si no entendéis la diferencia entre narrador y cuentista os enlazo a la teoría de los desdobles).

El público da carne a los personajes de los cuentos, da materia a los escenarios, viste la voz (palabra, aliento, sonido, prosodia) de color, volumen, tacto, olor... y en el instante mismo en el que un cuento es contado todo está sucediendo de verdad. Es más que si estuvieran viendo una película, es un viaje asombroso, es estar ahí, dentro de un lugar donde suceden cosas maravillosas (o divertidas, o tristes, o sorprendentes...) y donde incluso, de vez en cuando, alguien del público se atreve a levantarse de su discreto rincón de oyente/mirón y conversa con los personajes o cambia un jarrón de lugar o se entretiene mirando para otra parte... y eso a pesar de que el narrador es el que está articulando y sosteniendo ese mundo que se superpone a este.
Me recordó a Niebla, de Unamuno (salvando las distancias, por favor), pero quizás esto es un paso más allá, pues no es el narrador ni el cuentista quien es interpelado por el personaje, es como si un lector pudiera conversar directamente con el personaje pasando por encima del escritor. Eso fue lo que pasó ayer.
En fin, cosas que pasan cuando uno cuenta. Hallazgos. Momentos insólitos.
Saludos

jueves, 21 de marzo de 2019

"Contar" en Facebook

Lo malo de las redes es que muchas de ellas resultan efímeras. Y es una pena que por ese motivo se pierdan muchos comentarios de compañeros y compañeras que han leído Contar y que lo han recomendado en sus muros. Es por eso que me he animado a incluir aquí unos pantallazos de algunas de estas recomendaciones.


















Saludos

"Contar" en el Heraldo de Aragón

Julia Millán, librera la Librería Antígona, escribió esta maravillosa reseña de Contar en el suplemento Artes&Letras del Heraldo de Aragón (publicada el 21 de marzo de 2019).


Muchas gracias por mirar con tanto cariño y atención a este pequeño libro.
Saludos

martes, 19 de marzo de 2019

"Los días pequeños" seleccionado por la OEPLI

El libro Los días pequeños que publiqué hace casi un año en Narval y que cuenta con ilustraciones de Daniel Piqueras Fisk no deja de darme alegrías. La última ayer mismo cuando se publicó la selección de los 200 libros LIJ escogidos por la OEPLI.
Esto es lo que comentaban del libro:


Puedes descargarte la publicación completa de la selección de la OEPLI en su web, concretamente aquí. Esta es la portada donde están los doscientos títulos elegidos.


Saludos

lunes, 18 de marzo de 2019

Contando en Atlántica 2019

Ha sido esta que termina una semana bien intensa por tierras gallegas, y la culpa de todo la tiene el Festival Atlántica que este año celebra su séptima edición y que no solo se ha consolidado como una propuesta cultural importante sino que además se ha convertido en uno de los festivales más grandes de todo el panorama nacional con más de 80 funciones en 16 ciudades a cargo de 30 cuentistas venidos de todo el territorio nacional y de otros países.


Como podéis ver en mi agenda estuve estos días contando a públicos variados (familar, infantil y adulto) y disfruté de funciones bien emocionantes. No he conseguido fotos de muchas de ellas (al fin y al cabo yo estaba contando) pero aquí va alguna con esta breve crónica.

Comencé el martes contando por la mañana en el colegio de Os Tilos, en Teo, a un numeroso grupo de alumnado de 4º de Primaria, fue una función emocionante y bien intensa, de esas en las que puedo contar un único cuento bien largo (una experiencia de oralidad poco habitual para chavales de esa edad) y que, cuando termino, el público y yo regresamos de un viajazo.

foto de Tere, del AMPA del centro

Esa misma tarde estuve contando en la librería "Follas novas", en Santiago de Compostela, y hablando de algunos de mis libros (incluso firmé unos cuantos). Fue también una deliciosa sesión, con poquita gente (como podéis ver en las fotos), pero muy selecta (entre el público había compañeras de oficio como Maricuela, Ángeles Goás o Paula Carballeira). Siempre me resulta emocionante contar cuando hay compañeros en el público.

foto de Amparo Portabales, más aquí

El miércoles estuve en el CEIP Pedrouzos con una concurrida función para niños y niñas de 1º y 2º de Primaria (ay, sin fotos). Una función bien divertida en la que conté varios cuentos de mi repertorio habitual.
Jueves y viernes estuve de gira. El jueves conté en Lalín (dos funciones, una para público familiar y otra para público adulto) y fue un gusto reencontrarme con Alejando, un profesor con el que coincidí hace años en Caminomorisco (Cáceres) y también disfrutar de la atenta mirada de Celso Fernández Sanmartín, otro gran narrador, entre el público que asistió a la función de noche. Celso además se encargó de que no me fuera de Lalín sin haberme agasajado generosamente antes. Tampoco tengo fotos de estas funciones.
El viernes estuve en Ferrol (también con dos funciones, una para público familiar y otra para público adulto). La primera tuvo una particularidad, los niños y niñas asistentes fueron, en general, muy pequeños, pero tenían una escucha asombrosa, así que pude contar un buen puñado de buenos cuentos (alguno de ellos muy largo) y fue una función deliciosa.

Foto de Fany, bibliotecaria de Ferrol

Y la función para público adulto en el "Torrente Ballester" pues qué queréis que os diga, fue una fiesta.

Foto de Fany, bibliotecaria de Ferrol

El sábado por la mañana conté en la Biblioteca Pública del Estado en A Coruña para público infantil (en una especie de pecera acristalada que con paciencia y oficio lograron acondicionar las bibliotecarias de la sala infantil). Y el sábado por la noche, ay, eso fue otro cantar. El sábado por la noche fui a contar al Teatro Principal de Santiago de Compostela con Guti.


Una función a dos voces (que duró dos horas y cuarto) que fue un regalo. Me encantó poder compartir escenario con Guti, contar y, sobre todo, escuchar: Guti es un narrador con una voz personalísima y sus cuentos, que son pepitas de oro encontradas tras cribar mucho lodo, brillan y resuenan en quienes los escuchamos.
Tienes una completa galería de fotos (muy chulas) de la gala de clausura hechas por Amparo Portabales en el Flickr del festival.

Foto de Laura Escuela. Más aquí 

Ocurrió además que Sole Felloza, narradora y directora del festival, me hizo entrega de esta caracola (nautilus símbolo del Festival) en nombre de todo el equipo de Atlántica para celebrar conmigo mis 25 primeros años de cuento. Fue toda una sorpresa, y sí, fue muy emocionante. Mil gracias, Sole.

(Sí, sí, hay un error en el año, pero pronto lo solventaremos)

Los festivales tienen además muchos momentos estupendos: los ratos compartidos con otros compañeros y compañeras (además de los ya citados: Sofia Maul, Yoshi, Quico Cadaval, Laura Escuela, Pepepérez, Vero Rilo, Lidia Luna, CaxotoIñaki Carretero...), los momentos de logística y viaje (inolvidables los viajes con Orzo, Vero y Raúl, cada uno por un motivo distinto que va desde reventar una rueda a quedarse sin gasolina pasando por volar horadando la noche a ras de suelo) y los reencuentros con otras personas cercanas a los cuentos a las que también quieres (ay, Lucía) y admiras (señor Gago) o directamente te salvan un viaje (a sus pies, Rocío).
Sí, ha sido un privilegio venir a contar a esta edición del festival, muchas gracias Sole y demás equipo de Atlántica, por invitarme, pero, sobre todo, muchas gracias por soñar este festival.
Saludos

jueves, 14 de marzo de 2019

Vamos a leer Las metamorfosis

En los próximos días se abre el plazo para apuntarse a una nueva lectura en el Club de Lectura Virtual “Alonso Quijano” de la Plataforma de Clubes de Lectura de Castilla La Mancha. El libro que vamos a disfrutar en las próximas semanas será Las metamorfosis, una lectura amena y entretenida que lleva más de 2.000 años haciendo disfrutar a lectores y lectoras de todas las épocas y culturas.


Las metamorfosis es un libro de madurez del poeta romano Ovidio quien, con 45 años, compuso sus casi 12.000 hexámetros agrupados en 15 libros que narran unos 250 mitos clásicos. El libro combina con libertad historia y mitología, organizando la trama en un orden cronológico que va desde el origen del mundo hasta la deificación de Julio César.
Este es sin duda uno de los libros más leídos, consultados, comentados, referenciados… por artistas, lectores curiosos, estudiosos, etc. Un clásico entre los clásicos que sigue atrapándonos, sorprendiéndonos e interpelándonos y que es una lectura amena y entretenida que vais a disfrutar desde sus primeras páginas.
Recordad, ya podéis apuntaros, será un placer leer este libro con vosotros y vosotras.
Saludos

miércoles, 6 de marzo de 2019

Contando en Atlántica

La próxima semana estaré contando por tierras gallegas gracias al Festival Atlántica. Este festival cumple su séptima edición y lo hace con muy buena salud (para comprobarlo sólo tenéis que echar un vistazo a su web y al programa de esta edición).


Por mi parte tengo varias funciones previstas en abierto (podéis consultar mi agenda prevista aquí) y alguna en muy buena compañía, como podéis ver en este cartel realizado ex profeso para la sesión del sábado por la noche.


Ya sabéis, si andáis cerca venid, me encantará contaros.
Saludos

lunes, 25 de febrero de 2019

Entrevista en RNE

El pasado viernes 22 de febrero estuve en "Esto me suena", el programa de Radio Nacional de España, conversando con Ciudadano García sobre narración oral y, también, sobre mis 25 años contando cuentos.
Aquí debajo podéis escuchar la entrevista (que no fue corta) y también en este enlace.
hola

Espero que os resulte de interés.
Saludos

lunes, 18 de febrero de 2019

Breve reportaje de los Clubes de Lectura Virtuales

Ayer domingo emitieron un reportaje en Castilla La Mancha Media sobre los Clubes de Lectura Virtuales en los que andamos enredados desde finales de 2016 (comenzamos en enero de 2017). Aunque apenas dura un minuto y medio os podéis hacer una idea de cómo funciona y de las bondades de esta propuesta de lectura en grupo (y virtual).
Tenéis el reportaje en este enlace (a partir del minuto 33:12).
Espero que os resulte de interés.
Saludos

martes, 12 de febrero de 2019