En febrero de 1994 conté por primera vez, por lo tanto en estos días cumplo 20 años de cuento. Entérate aquí de cómo lo celebro.

miércoles, 1 de octubre de 2014

Escarabajo en compañía

Estoy emocionadito, acaba de llegar a casa Escarabajo en compañía, con texto de un servidor, ilustraciones de Rocío Martínez, edición al cuidado de Carmen Diana Dearden y publicado con el oficio y cariño que son propios de Ekaré. Ha quedado un libro hermosísimo, una delicia.
Más información sobre este libro en la web.


Mirad, ha sido llegar a casa y ya se ha llenado el patio de insectos...


Qué alegría. Ojalá os gusten los cinco cuentos que incluye.
Saludos

Donde nació un libro

Durante unos años (aseguraría que un total de cinco) coordiné con Teresa Sorozábal un Seminario de Formación para profesorado en Villaviciosa de Odón. Fue una experiencia apasionante: una tarde cada mes venía a trabajar con nosotros un profesional del ámbito de los libros, la animación a la lectura y las bibliotecas (bibliotecarios, escritores, libreros, ilustradores, músicos, narradores, maestros, editores, críticos...), nos dejaba la cabeza y el corazón llenos de ideas que, en la tarde siguiente, concretábamos para ir poniendo en práctica a lo largo del próximo mes.
Aprendí y disfruté de todos los ponentes, pero hubo alguna ocasión en la que pasaron, además, otras cosas. Eso me sucedió con Rocío Martínez. En marzo de 2006 fue nuestra ponente invitada y pasamos una tarde maravillosa hablando de ilustración y libros ilustrados y, antes de que se fuera, le dije que quería escribir cuentos para ella. Llevaba tiempo rondándome una idea, una serie de cuentos de insectos que, además, rindieran homenaje a algunos de los autores e ilustradores que tanto me habían alimentado. Fue ver el trabajo de Rocío y decidir que era con ella con quien tenía que poner en marcha ese proyecto. No sé por qué razón lo tuve claro desde el primer instante. Y debí ser algo vehemente porque, antes de despedirnos, esa misma tarde, ella aceptó el reto.




Soy lento escribiendo, por eso pasé casi tres años para escribir un total de nueve cuentos de los que hoy, por fin, cinco aparecen reunidos en un libro hermosamente ilustrado por Rocío, al cuidado de Carmen Diana Dearden como editora, y publicado con el cariño y el saber hacer que es propio de Ekaré.


Más información sobre este libro aquí.
Ojalá paséis un rato agradable con Escarabajo y compañía.
Saludos

martes, 30 de septiembre de 2014

Viejos cuentos de nuevo

Hace unos meses, y como parte de mis tareas para celebrar estos veinte años de cuento, traté de organizar, de una manera ordenada, los espectáculos de narración oral que tengo vivos en mi repertorio. Esta labor ha sido compleja porque muchos de estos espectáculos estaban perfectamente detallados para mí, pero no había prácticamente nada elaborado hacia afuera (sí, ahora lo sé, gran error).
Además de la falta de información y enlaces sobre los espectáculos, había una carencia notable en cuanto a los carteles para anunciar y difundir mis propuestas de narración oral. Es por eso que en estos últimos meses he tratado de suplir esta falta, y lo he intentado trabajando con algunos de los mejores ilustradores e ilustradoras del panorama actual, pues creo que trabajar con los mejores es también una forma de dignificar nuestro oficio.
Estoy feliz porque la galería de carteles de mis espectáculos de narración cuenta con nombres de la talla de Mariona Cabassa, Pablo Amargo, Elena Odriozola, Antonio Santos, Alberto Gamón, Raquel Marín, Roger Olmos y Jesús Aguado. Y ahora se incorpora un nuevo y hermoso cartel, el del espectáculo "Viejos cuentos de nuevo", hecho por Adolfo Serra, una maravilla.
Como podéis ver en la información sobre esta sesión incluye cuentos de colecciones clásicas y medievales, por eso la propuesta del cartel que ha hecho Adolfo tiene una estética que podemos reconocer como medieval (en cuanto a los colores, la disposición, la proporción, estilo...) y que, además, está llena de referencias a cuentos que cuento en este espectáculo.
Así era el boceto inicial del cartel.


Y así ha quedado una vez lleno de historias.


Podría dar por finalizada esta tarea autoimpuesta de organización y ordenación de los materiales de los diversos espectáculos de narración oral, pero aún quedan algunos detalles. De hecho queda por llegar un último cartel (este tardará bastante aún) y hay también un asunto importante que está por hacer: quiero incluir vídeos promocionales en algunos espectáculos; otro frente al que habrá que dedicar esfuerzo y tiempo.
Saludos

Un millón de gotas

La pasada semana me llegaron unas recomendaciones de lectura a través de la web; María, bibliotecaria y amiga, desde Toledo me recomendaba, entre otros, el libro de Víctor del Árbol titulado Un millón de gotas y publicado por Destino en su colección Áncora y Delfín.


La historia de esta novelota (de más de 650 páginas) se va tramando con los diversos hilos narrativos que, según avanzan las páginas, van confluyendo y elaborando un completo tapiz en el que pasado y presente de hasta tres generaciones de una misma familia quedan anudados. Historias descarnadas y brutales (como el S. XX en el que se desarrollan) que encajan perfectamente y van armando el puzzle de la trama, y sobre todo, historias que se sostienen por la acción de unos personaje cuyos silencios esconden días y anhelos, personajes trágicos y verosímiles en su crudeza y en su ternura, personajes que tratan de sobrevivir al tiempo y al contexto que les ha tocado.
Sí, esta novela enorme se sostiene por una trama compleja y bien elaborada, rica y llena de matices, emociones y momentos de gran intensidad; pero también es una novela que se sostiene por unos personajes que son capaces de ponerla en pie a pesar de la vastedad de sus aspiraciones: una novela amplia como la estepa siberiana, y al mismo tiempo reconcentrada como las aguas de un lago en cuyo limo se ocultaran los secretos de la historia. Sí, inolvidables estos personajes (Elías, Anna, Igor, Esperanza, Gonzalo, Laura, Alcázar, Tania, Irina, Agustín, Javier, Claude, Martin, Luis, Zinóviev, Carlos, Siaka, Lola, Luisa...) que con sus deseos y miedos, con sus traiciones y sus acciones, nos invitan a pasear por las miserias y las bondades del ser humano.
La novela está, además, organizada de manera que la información que vamos conociendo según avanzamos en la lectura del libro nos va dando teselas que nos ayudan a ir conformando el mosaico, el cuadro, de la historia que nos cuenta el narrador. Cada paso está medido y en no pocas ocasiones avanzamos con el protagonista, Gonzalo, a tientas tratando de dar sentido a lo que está sucediendo, de entender por qué pasa lo que pasa. Pero en otras ocasiones hay información que vamos conociendo y sin saber aún cuál es el peso específico en el cómputo de la trama podemos ir vislumbrando que lo que unos personajes hacen o son acaba por alcanzar y repercutir sobre el resto de protagonistas a través de los años o de las páginas. Pocas veces como en esta novela se puede observar que la historia teje una red de araña cuyos nudos están conectados, cuyos personajes están engarzados.
Me sorprende la enumeración de los horrores y la dificultad a la hora de juzgar a los personajes: quizás no somos buenos o malos, nuestras acciones lo son; sucede además que el contexto en el que nos toca vivir y la propia historia personal determinan acaso en gran medida el juicio moral sobre estos actos. Uno no deja de pensar en la isla de Názino y en los horrores de las guerras, en las traiciones y en los actos heroicos. Uno no deja de reflexionar sobre todo esto mientras lee este estupendo libro.
Un libro intenso y enganchoso, una lectura absorbente. Un festín. Gracias María por la recomendación.
Una lectura que os recomiendo.
Saludos

viernes, 26 de septiembre de 2014

Cuentos de amor rasgados

Acabo de terminar de leer un libro de cuentos breves (muy breves) titulado Cuentos de amor rasgados, la autora es Marina Colasanti, narradora y escritora italobrasileña, y está publicado por la editorial tinerfeña Diego Pun Ediciones.


De esta autora ya he disfrutado otros libros de cuentos: Lejos como mi querer y En el laberinto del viento; pero Cuentos de amor rasgados, es un libro distinto pues sus cuentos son muy breves (en 215 páginas contiene 211 cuentos).
Mi percepción como lector es que con este libro me ha sucedido lo que acaso ocurre habitualmente con los libros de cuentos: hay gran variedad y eso es una ventaja pues siempre encuentras cuentos que te gustan más (y otros que te gustan menos). Aunque tratándose de esta autora (que tanto disfruto) tenía yo mucha esperanza en que la mayoría de los cuentos presentados fueran pequeñas joyas de pleno gozo, pero no, no ha sido así, ha sido como normalmente me sucede con los libros de cuentos: unos más y otros menos.
He estado pensando sobre esto y quizás tenga que ver con la extensión de los textos: Marina Colasanti es una autora con una prosa poderosa, rica, sutil y muy llena de detalles. Los microcuentos obligan a desbrozar el texto hasta dejarlo casi en su tronco desnudo. Quizás en este proceso haya cuentos que han perdido fuerza y matices. Aun así, insisto, el libro tiene un buen puñado de cuentos deliciosos y chispeantes, deslumbrantes en su fogonazo breve e intenso de palabras.
Una lectura más para mi mochila.
Saludos

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Del contar según Cervantes

Creo que la pasión por los cuentos contados me está secando el cerebro. Acabo de publicar una ficha en mi estudio sobre oralidad que he titulado: "Del contar según Cervantes" y que habla de la narración oral desde la mirada de Cervantes.
Me lo he pasado pipa escribiendo este artículo, ahora bien, no sé si le puede interesar a alguien.
Aquí os lo dejo por si andáis desocupados, desocupadas.


Saludos

martes, 23 de septiembre de 2014

El cuento de tradición oral y el cuento literario: de la narración a la lectura

Buscando información sobre cuentos tradicionales y narración (os podéis imaginar que en cosas como estas gasto bien los días) me he topado con esta ponencia de Pascuala Morote Magán publicada originalmente en el libro La seducción de la Lectura en edades tempranas, compilación coordinada por Antonio Mendoza Fillola y publicado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en 2002, que actualmente se puede encontrar en la red en la Biblioteca Virtual Cervantes, exactamente en este enlace.
Se trata de un texto bastante completo en el que plantea distintas posibilidades para acercar los cuentos tradicionales al aula y utilizarlos como elemento de educación artística y puente hacia la lectura.
Al margen de que las propuestas me resulten más o menos interesantes, el artículo incluye un montón de referencias, citas valiosas y aspectos de análisis que pueden servir para seguir profundizando en el cuento y muchos de sus elementos.
Deja además un espacio para la narración oral y habla incluso de quienes han hecho de contar su oficio, merece la pena leer el párrafo que nos dedica y que es toda una invitación a la reflexión:

"Creo que cabe aquí una reflexión sobre el fenómeno de los cuentacuentos actuales, que han hecho de la noble facultad de contar, vinculada a mitos y ritos de iniciación en sociedades primitivas, su profesión. Y aunque en esta cuestión no quiero generalizar, pues como en todo, hay cuentacuentos muy buenos profesionales, con cuyas narraciones se introduce perfectamente a los niños en el mundo imaginario de los cuentos; otros, por el contrario, están convirtiendo el hecho de contar cuentos en un espectáculo que, en ocasiones, tiene más de circense que de literario, pues seleccionan cuentos muy pobres estilísticamente, cuyos recursos esenciales se basan casi exclusivamente en demasiadas repeticiones y en la participación de los niños, que si por una parte, puede ser conveniente, por otra, se pierde el ambiente de poesía y misterio que envuelve a muchos cuentos, con lo que se puede conseguir más bien alejar a los niños de la literatura, que acercarlos para dejarse seducir por ella."

Tras este párrafo sigue hablando sobre narración oral y lectura en voz alta. Y aunque, desde mi punto de vista, el texto tiene muchas lagunas (al menos en este ámbito de la palabra dicha que creo que conozco algo) como, por ejemplo, la exclusión de la secundaria como espacio natural para los cuentos contados; digo que aunque me parece que hay lagunas, el artículo en general (y en esta parte de la narración oral también) hace un interesante esfuerzo de compilación y ordenación de elementos relacionados con el cuento y puede convertirse en un punto de partida para la reflexión, la búsqueda de nuevos textos de referencia, y sobre todo para el acercamiento del cuento tradicional y la oralidad a la escuela.
Un artículo de interés.
Saludos

lunes, 22 de septiembre de 2014

La Campana de Huesca

Los amigos Sandra Araguás (texto) y David Guirao (ilustraciones) han publicado un libro álbum titulado La Campana de Huesca, en una recién nacida editorial Sin Cabeza, un nuevo proyecto que empieza con fuerza e ilusión.


Este libro nos cuenta la leyenda de La Campana de Huesca (tenéis completísima información de la misma en la Wikipedia): el rey Ramiro II "El Monje" no consigue hacerse obedecer por sus nobles vasallos, es por eso de que decide construir una campana un tanto especial y cuyo sonido ha de oírse por toda la provincia de Huesca (y, por lo que se ve, también a través de los siglos).
Hay varias cosas que me han interesado y gustado de este libro.
Para empezar me parece una propuesta muy interesante que se utilice el formato del libro álbum para acercar leyendas locales a los chavales. Por lo que he visto creo que es más común utilizar el cómic para cuestiones de este tipo (en casa tenemos cómics que tratan de la vida en los castros gallegos; o que acercan sagas como la de los Nibelungos; o incluso clásicos como las obras de Shakespeare o la Odisea, por poner algunos ejemplos), pero, tal como muestra este libro, el formato de libro álbum tiene también mucho que contar en este ámbito.
También creo que el texto sobrio, limpio, ceñido a la historia, permite que ésta fluya alegre y que las ilustraciones desplieguen sin ataduras sus posibilidades narrativas. Desde mi punto de vista es difícil conseguir un texto que no haga ruido y que afirme la historia sin tropiezos, máxime cuando se trata de una leyenda conocida, escrita, reescrita, versionada y adaptada por escritores diversos y por el natural fluir de la oralidad. Y Sandra lo logra y de manera sobresaliente.
Por último comentar que las ilustraciones me han gustado también mucho, son poderosas, sugerentes y con un gran trabajo de investigación detrás. Valga como muestra el guiño de la penúltima lámina que hace referencia al cuadro más famoso que ilustra esta leyenda, el de José Casado de Alisal. Me ha enganchado esta propuesta estética que, además, creo que es muy adecuada a la narrativa del libro. Me ha gustado mucho el trabajo de David.
En suma, un libro que he disfrutado y una propuesta que me ha sorprendido e interesado. Os recomiendo que asoméis al libro, no os defraudará.
Saludos

jueves, 18 de septiembre de 2014

La mujer esqueleto

De vuelta ya a la rutina y pasado el verano que me permite lecturas más demoradas, recupero la buena costumbre de incluir aquí notas de lectura de libros álbum y de textos LIJ. En estos días he vuelto a releer La mujer esqueleto, un libro álbum escrito por Ana Cristina Herreros, con ilustraciones de Daniel Tornero y publicado por la recién creada editorial Libros de las Malas Compañías.


Este libro cuenta la historia de "la mujer esqueleto", un cuento tradicional de los innuit bastante conocido entre quienes contamos y escuchamos cuentos. La primera vez que me encontré con este texto fue en el libro de Clarissa Pinkola Estes: Mujeres que corren con lobos, en Zeta Bolsillo. Pero donde de verdad disfruté de esta historia fue al escuchar las distintas versiones que contaban (y cuentan) Tim Bowley (con Casilda Regueiro por aquel entonces), Virginia Imaz y Ana Griott. Todas son diferentes y tienen matices muy interesantes, pero todas cuentan una historia de gran profundidad que habla de la mujer, del miedo y de la fuerza del amor.
La versión que recoge este libro es la de Ana Griott, en ella es la mujer (o más bien la educación que no recibió) la que de alguna manera ha labrado el destino que le espera de soledad (y frío hueso). Sin embargo, al igual que en el resto de variantes que conozco, es el acercamiento al otro, la superación del miedo, y sobre todo el amor (y su alegría) lo que llena de carne ese esqueleto, lo que nos da esperanza.
Es este un cuento con múltiples capas de interpretación, pero de una intensa profundidad. Tiene además ese elemento del esqueleto que genera un cierto desconcierto, inquietud incluso, entre quienes escuchan, pero que se incorpora de manera natural a la narración. Ocurre además que las ilustraciones del álbum muestran un esqueleto muy humano, muy cercano.
El texto, por cierto, revisado por otra compañera y amiga, Paula Carbonell, tiene un estilo limpio, pulcro, que permite que la ilustración de Daniel Tornero encuentre acomodo y también cuente, también sume a la narración.
Un libro hermoso con una historia hermosa y honda. Si queréis abrir boca aquí tenéis otra versión de este popular cuento esquimal.
Un libro que os recomiendo.
Saludos

martes, 16 de septiembre de 2014

The house: la casa del forestal

El fotógrafo Miguel Ángel Langa (de FotoLanga.es) tiene un vídeo estupendo, un montaje de gran calidad, grabado en la casa que inspira la historia de "La casa del forestal", primera parte de La materia de Selas.
Podéis ver el vídeo aquí debajo o, en formato mayor, en este enlace. Espero que os guste.

The House Versión cine from Miguel Angel Langa on Vimeo.

Y no dejéis de asomaros a la web de este fotógrafo y a sus estupendos vídeos (como el de Un año en el Barranco de la Hoz).
Saludos