domingo, 8 de diciembre de 2019

Cuentos asturianos recogidos de la tradición oral

El cuento que conté el pasado sábado en "Esto me suena a pueblo" (RNE), en la sección CUENTOS DE VIEJAS está publicado en Cuentos asturianos recogidos de la tradición oral, una selección de cuentos tradicionales recopilados por Aurelio del Llano y que se publicó en 1924. Mi edición es de GEA, Grupo Editor Asturiano, y cuenta con una nota preliminar de José Manuel Gómez-Tabanera y un prólogo de Modesto González Cobas.


LA COLECCIÓN
A principios del S. XX, animado por Menéndez Pidal, Aurelio del Llano recorre Asturias recogiendo cuentos y otros saberes de la tradición oral popular. En 1924 publica Cuentos asturianos recogidos de la tradición oral, libro que contiene 200 cuentos. Hay dos detalles bien interesantes de esta colección: por un lado la ordenación que hace de los cuentos, los agrupa en categorías que no coinciden con el Catálogo Tipológico del Cuento Folclórico que en esos años está desarrollando Antti Aarne, pero que igualmente resulta lógica y útil; por otro lado el cuidado que pone en anotar los datos de cada informante (información muy importante y que, en colecciones similares de la época, no era habitual). Además, en general, esta colección cuenta con versiones muy interesantes, muy frescas y muy vivas: son cuentos que se contaban habitualmente (no restos de un naufragio, que es lo que parece que encontramos en otras colecciones). Esta colección de cuentos es una de las primeras colecciones relevantes recogidas en España en el S. XX. Más información aquí.

EL CUENTO
El cuento que conté el pasado sábado en la sección CUENTOS DE VIEJAS se titula "El cuélebre y el pastor" (variante de ATU 155) y fue contado por Manuela Morán, labradora de La Riera (Concejo de Colunga), el 18 de agosto de 1920, al autor del libro. El cuento se encuentra en la página 364 del libro y es el número 171 de la colección. Aquí tenéis el audio del programa (merece la pena escucharlo completo), el cuento lo tenéis a partir del minuto 17:10. O directamente aquí debajo (o aquí).


Creo recordar que un cuento similar se encontraba ya entre las Fábulas de Esopo, así que esta historia lleva más de 2.000 años acompañándonos. La versión que conté en la radio es, prácticamente, la misma que la contada por Manuela Morán hace casi cien años al folclorista Aurelio del Llano: historia, estructura, final (con su retahíla)... Quizás hay una cosa que podría haber añadido, y es que los dos animales animales que dan su opinión en el pleito son un perro y un burro viejos que han sido despreciados por el ser humano (y que personifican el principio que atraviesa este cuento: hacer el bien, con mal se paga), quizás podría haber hecho algún comentario al respecto, pues ambos argumentan que morir de hambre es injusto (pues ambos tienen hambre), y tal vez podrían argumentar que bien con mal se paga, o que si es en perjuicio del hombre, bienvenida sea la decisión del cuélebre. Igualmente el cuento funciona y se entiende muy bien tal como está contado, creo.

No dejéis de asomaros a esta colección de cuentos recogidos en Asturias, es un tesorillo. Ojalá os haya gustado el cuento y os haya resultado entretenida esta entrada.
Saludos

sábado, 7 de diciembre de 2019

Los días y los libros

Este sábado disfruté de una lectura bien enjundiosa, se trata de Los días y los libros. Divagaciones sobre la hospitalidad de la lectura, un libro que reúne varias conferencias de Daniel Goldin y que fue publicado hace unos años por la editorial Paidós. El libro está agotado y su precio en reventa de libros de segunda mano alcanza precios exorbitados (qué bien tener cerca siempre una biblioteca).


El libro reúne un total de siete conferencias que reflexionan sobre los libros, la lectura, la lengua, los cuentos, la infancia, los retos editoriales, la formación de lectores... entre otros temas. Reflexiones de un lector curioso (y de un editor muy interesante) que abren puertas a otros libros y autores, merodean certidumbres y muestran sus otras caras, afirman preguntas y sugieren dudas; pero sobre todo reflexiones escritas con un lenguaje hermoso, cercano y conciso, que avanza entre ideas y citas con firmeza y, al mismo tiempo, con cautela.
Este es un libro para leer y releer, un libro que lleno de sugerencias, reflexiones e ideas sobre las que dialogar y pensar. Un libro que es una invitación para pensar sobre la lectura y los lectores, un libro hospitalario que habla sobre la hospitalidad de la lectura, porque "Dar de leer es abrir un espacio que fractura el tiempo regular, que da serenidad, que permite la llegada de viento fresco en la habitación. También, y fundamentalmente, es dar poder a otro para que sea otro, en un doble sentido: diferente de nosotros y diferente de sí mismo." (pp. 25 y 26).
Hay unas cuantas páginas dedicadas a la oralidad y a los cuentos populares, algunas de ellas con una mirada bien interesante a partir de los estudios de Robert Darnton. Dice Goldin: "los cuentos provenientes de la narración oral, recogidos luego en la obra de Perrault, lejos de velar su mensaje con símbolos retrataban verazmente un mundo de cruda brutalidad, al mismo tiempo que establecían un espacio donde sus habitantes compartían o procesaban experiencias ordinarias" (p. 44), es decir: incestos, asesinatos, abusos, hambre, madrastras, injusticias... y continúa: "¿Podemos seguir sosteniendo que los cuentos representan simbólicamente los fuertes conflictos de la psique? (...) Estoy convencido de que es cierto lo que [Bruno Bettelheim] sostiene si hablamos de niños de hoy. Pero dudo que los niños y los adultos de antaño hayan encontrado soluciones a sus problemas, porque ellos los vivían como una representación del universo descarado que era su hábitat, no como un mensaje simbólico." (p. 45). Y más adelante continúa la reflexión: "para los narradores campesinos los cuentos no eran sólo un medio de diversión o entretenimiento: creían que eran convenientes para pensar. Los reelaboraban a su manera, usándolos para pensar. En ese proceso, infundían a los cuentos muchos significados, la mayoría de los cuales se han perdido hoy día porque estaban empotrados en contextos y situaciones que hoy no pueden recobrarse." (p. 46). Muy interesante, como podéis ver.
Como curiosidad os diré que conocí a Daniel cuando leía esa conferencia: "La invención del niño". Recuerdo aquel salón lleno de profesores, educadores, bibliotecarios, algunos narradores también... fue en México DF, en la FILIJ (noviembre del 1999), y todavía recuerdo la honda impresión que me causaron algunos pasajes de aquella conferencia. Ha sido maravilloso poder leerla tantos años después.

Como os podéis imaginar este libro que me ha interesado mucho y, por lo tanto, os lo recomiendo encarecidamente. Yo lo devuelvo la próxima semana a la biblioteca y cruzo los dedos para que pronto se vuelva a reeditar.
Saludos

lunes, 2 de diciembre de 2019

Cuentos tradicionales vascos

El cuento que conté el pasado sábado en "Esto me suena a pueblo" (RNE), en la sección CUENTOS DE VIEJAS está publicado en Cuentos tradicionales vascos, una selección de cuentos tradicionales realizada (y traducida) por Lurdes Auzmendi y Koldo Biguri. El libro está publicado por José J. Olañeta Editor en su colección "Biblioteca de Cuentos Maravillosos Érase una vez" (de esta colección traeré más títulos, seguro) y cuenta con prólogo de Bernardo Atxaga.


LA COLECCIÓN
Los 43 cuentos que reúne este libro habían sido publicados anteriormente en otras colecciones de recopilación de tradición oral del País Vasco, de Navarra y del País Vasco francés, y, en casi todos los casos, en euskera y en francés. Por lo tanto es esta una colección singular, una selección de textos elaborada por los editores y traducida al castellano para la ocasión. Lo que convierte a esta colección en una valiosa ventana por la que asomarnos a la tradición oral vasca para quienes no sabemos esas otras lenguas. 
Además la selección de textos es bien interesante, cuenta con muchos cuentecitos breves que nos permiten adentrarnos en la mirada particular de la cultura ancestral vasca. Sí, son cuentos populares, por lo tanto muchos de ellos (si no todos) aparecen igualmente recogidos en muchos otros lugares de España y del mundo, pero estos que se han recogido en el País Vasco traen la mirada y la palabra, la forma de ver y de decir el mundo, de esa vieja y rica cultura peninsular. Un lujo.

EL CUENTO
El cuento que conté el pasado sábado en la sección CUENTOS DE VIEJAS se titula "Amén" y fue contado por María Marca, de Hernani (Gipuzkoa) y recogido por Resurrección M.ª de Azkue para su libro Literatura popular del País Vasco (1942). El cuento se encuentra en la página 1 del libro y es el número 1 de la colección. Aquí tenéis el audio del programa (merece la pena escucharlo completo), el cuento lo tenéis a partir del minuto 16:10. O directamente aquí debajo (o aquí).



Como veis está narrado prácticamente igual que está recogido, sólo he incluido una frase en euskera (gracias por la ayuda, Dorleta). Me preocupaba que no se entendiera la gracia del cuento (que está en ese "amén" último) así que traslado los argumentos del cura y dejo para el final el que implica directamente al "amén" del sacristán, para que quede más cerca de la resolución del cuento (entiendo que si no tenéis el texto del libro delante y el audio reciente no vais a comprender esto que comento, pero vamos, que no es especialmente importante). 
Como el cuento es cortito me animé a contar otro, muy muy breve, titulado "La deuda del esquilador", que contó Mª Josefa Izpizua, de Gabika (Bizkaia), también para el mismo libro de Azkue. En este sí que hice un cambio en cuanto a la forma (no toqué nada de la estructura, brevísima, apenas un diálogo de cinco o seis líneas), y es que no creo que sea significativo para el cuento que el esquilador sea o no sea gitano. De hecho, si lo habéis escuchado antes de leer estas líneas, veréis que no era (relevante).

No dejéis esta deliciosa y particular colección de cuentos. Ojalá os haya gustado el cuento y os haya resultado entretenida esta entrada.
Saludos