lunes, 30 de marzo de 2020

Cuentos populares vallisoletanos

Acabo de terminar de leer el libro Cuentos populares vallisoletanos en la tradición oral y en la literatura, una recopilación de cuentos tradicionales recogidos por José Luis Agúndez García en la provincia de Valladolid y publicado por Castilla Ediciones en 1999.


Este libro recoge un total de 63 cuentos y otros textos de la tradición oral, en su mayoría fueron grabados en 1991, aunque hay algunos recogidos en 1998. La colección es estupenda, es una lástima que sólo tenga seis cuentos maravillosos (el resto son cuentos de otro tipo: animales, anécdotas de matrimonios, hombre listo, hombre tonto, curas, acumulativos, etc.) pero compensa con creces porque las versiones son bien jugosas (de los 63 textos recogidos) y el aparato crítico que las acompaña (a cada una de ellas) es magnífico, muy completo y rico (de lo mejor que he visto en este sentido), lo que hace de esta publicación un libro estupendo y un gran recurso para quienes nos dedicamos a contar cuentos.


Como estos días de cuarentena no puedo ir a la Casa de la Radio (RNE) para contar cuentos en "Esto me suena a pueblo" pues os he grabado una versión de uno de los cuentos que está recogido en este libro, se trata de "La Pellejina" (ATU 510B), un cuento bien potente (son unos 15 minutos de audio). Esta versión la contó Alejandra Cuadrado Bello, de 78 años, en Villavicencio de los Caballeros (provincia de Valladolid) en 1991.
He hecho un par de cambios con respecto al texto escrito: (1) el padre no va tres veces a buscar los tres vestidos, sino que en una vez consigue los tres; (y 2) al final, en vez de "tres ramos de dulce", la Pellejina prepara un menú (un primero, un segundo y un postre). El resto es más o menos como está recogido en el libro.

Ojalá os resulte de interés y os animéis a echar un vistazo a este libro magnífico. Cuidaos y mucho ánimo en estos días de cuarentena.
Saludos

jueves, 19 de marzo de 2020

La frontera indómita

En estos días he leído La frontera indómita. En torno a la construcción y defensa del espacio poético, un libro de Graciela Montes publicado por FCE en su colección (absolutamente maravillosa) Espacios para la lectura.


Este libro reúne un total de once conferencias e intervenciones en mesas redondas que la autora argentina realizó en la década de los noventa del pasado siglo, aunque los temas que trata siguen tan vigentes que muchos de estos textos podrían ser leídos en congresos hoy en día y darían para buenas y enjundiosas discusiones.
Aquí os dejo algunos de los temas que trata, para que os hagáis una idea:

  • La ficción y cómo se construye (y se habita) el territorio del imaginario: "Con la extraña manera en que de pronto, en medio de la vida cotidiana y sus contundencias, se levantan las ilusiones de un cuento. Y con el modo en que nos entregamos a él y resolvemos habitarlo, a pesar de ser una construcción tan precaria, suspendida en la nada, hecha de nada y, además, para nada." (p. 16)
  • El juego y la infancia (y el arte): "Porque todo el que juega, todo el que ha jugado, sabe que, cuando se juega, se está en otra parte. Se cruza una frontera. Se ingresa a otro país, que es el mismo territorio en que se está cuando se hace arte, cuando se canta una canción, se pinta un cuadro, se escribe un cuento, se compone una sonata, se esculpe la piedra, se danza." (p. 34)
  • El lugar del arte y la literatura: "La literatura, como el arte en general, como la cultura, como toda marca humana, está instalada en esa frontera. Una frontera espesa, que contiene de todo, e independiente: que no pertenece al adentro, a las puras subjetividades, ni al afuera, el real o mundo objetivo." (p. 52). Y también de su valor: ¿para qué sirve la literatura?
  • La cultura (que incluye arte, literatura, etc.) está presente en todo el libro: "La cultura heredada sólo es útil en tanto puede convertirse en cultura propia, es decir, en tanto puede ingresar a la propia frontera indómita. Y, para es, tiene que convertirse en experiencia." (p. 54). Igual que están presentes los elementos que la achican y empobrecen.
  • De lecturas y lectores: "Toda escritura y toda lectura, creo, necesitan como del pan de esos destellos para seguir creciendo, están construidas sobre ese borde peligorso y deseable en el que la palabra esperada y confiable da un súbito giro y se vuelve, de pronto, palabra sorprendente, ese margen en el que el manso colchón verbal con que nos protegemos maternalmente de los golpes de la vida, de pronto cría filo y se vuelve caliente, notable." (pp. 71 y 72). Y de la lectura más allá del placer, porque "leer no es fácil (...) convertirse en lector resulta una conquista." (p. 84)
  • También hay muchos momentos para la reflexión sobre el lugar de la literatura en la escuela, porque "a la escuela le sorprende y le sobresalta la literatura, no sabe bien dónde ponerla, qué hacer con ella. (...) Y a la literatura también le ha sorprendido esta súbita invitación a las aulas de que ha sido objeto." (p. 89). Reflexiones que ahondan en la idea de una "literatura con ilusiones de literatura y no de escuela" (p. 89).
  • Y la literatura y el mercado: "Por debajo  de la aparente multiplicidad [en el mercado editorial], hay unificación; por debajo de la aparente elección, rigor; por debajo de la variedad, homogeneización progresiva. Clonación, en cierto modo." (p. 101)
Y sí, a lo largo de todo el libro tiene mucha presencia el cuento, ya sea contado ya sea escrito. Valgan como muestra un par de citas: 
  • "El cuento es siempre, a la vez, lo más natural y lo más extraño. A veces los cuentos son invisibles. Salen de la boca de las personas y, agarrados del hilo de la voz, se le van metiendo dentro a uno por el oído. Y, poco a poco, van construyendo algo. Después se apaga la voz y se termina el cuento. Quedan algunas cosas: a veces imágenes fuertes, otras veces apenas hebras, o el sonido de alguna palabra que vuelve una y otra vez, que se mezcla con otras, que arde." (p. 45)
  • "Cuando le contamos un cuento a un chico estamos dejando inauguradas algunas cosas. Por un lado, le garantizamos que existen discursos imaginarios deliberados, construcciones hechas de palabras y gratuitas." (p. 47)
Como os podéis imaginar, el libro me ha encantado. Ya había leído algunos capítulos sueltos, pero esta nueva lectura, completa, ha sido maravillosa. Lo tengo completamente subrayado y cada vez que repaso lo leído vuelvo a quedarme enganchado al texto. Sin lugar a dudas este es uno de los libros más interesantes que he leído en los últimos meses. 
Una lectura que os recomiendo encarecidamente.
Saludos

miércoles, 18 de marzo de 2020

Cuento de las Tierras Altas escocesas

En estos días he vuelto a leer un libro fantástico, se trata de Cuentos de las Tierras Altas escocesas, un libro con una exquisita selección de cuentos realizada de entre los que recogió John Francis Campbell en el S. XIX. La selección, traducción y edición de los cuentos está a cargo del querido y admirado José Manuel de Prada Samper; y está publicado por Siruela.


El libro reúne 55 textos, una muestra de todos los materiales recogidos por Campbell en el S. XIX (todo eso está perfectamente explicado en la introducción). Estos textos están organizados en siete bloques: "Cuando los animales hablaban", "Gigantes, brujos y otros prodigios", "Reyes y guerreros", "Amor y perseverancia", "Listos y necios", "La comunidad secreta" y "Monstruos, espectros y diablos". Es muy interesante porque es una selección muy variada que permite ver la riqueza de la tradición oral en las Tierras Altas escocesas.
Muchos de estos bloques son fácilmente reconocibles en otras colecciones de cuentos populares (cuentos de animales, cuentos maravillosos, etc.), aunque hay también textos bélicos con héroes tradicionales (más similares a hazañas y cantares de gesta; a fragmentos de una misma materia o saga) y textos propios de la cultura escocesa como son los referidos a "la comunidad secreta".
La variedad, insisto, es un regalo, pero la calidad de los textos es, sencillamente, deslumbrante. Especialmente me han emocionado las magníficas versiones recogidas en el segundo bloque: textos largos, ricos, que engarzan cuentos diversos, con una fuerza y una arquitectura, maravillosas. Un completo tesoro.
El libro además cuenta con una magnífica introducción que os recomiendo leer y en el que encontraréis mucha información y curiosidades sobre estos imperdibles cuentos (bueno, la historia –¡y la foto!– de "La pierna de O'Kane" me ha dejado patidifuso). Pero hay más, la introducción también reflexiona sobre el hecho de la narración oral (con muchas y enjundiosas perlas), valga como muestra esta cita: "La narración es una de las artes mayores de la humanidad, y es normal que sólo unos cuantos la dominen de verdad. El cuento tradicional, lejos de ser, como pretendían los románticos, el fruto de un esfuerzo colectivo, es, en realidad, el difícil resultado de un acto de creación individual. Lo que la tradición lega al narrador es apenas el esquema básico del relato, el argumento, aquello que todo miembro de una comunidad sabe y es capaz de transmitir, tenga o no dotes para narrar. Cuando un narrador de talento cuenta una historia, la recrea a medida que la va narrando sobre la base de este esquema previo. Y aunque éste le viene dado por la tradición, el narrador, como cualquier artista, moldea su obra de un modo singular, identificándose con el cuento y entretejiendo en él rasgos de su propia personalidad." (p. 27)
En suma, una colección de cuentos que os recomiendo encarecidamente.
Saludos

domingo, 15 de marzo de 2020

Cuentos populares de los gitanos españoles

El cuento que conté el pasado sábado en "Esto me suena a pueblo" (RNE), en la sección CUENTOS DE VIEJAS está publicado en Cuentos populares de los gitanos españoles, una estupenda colección de cuentos tradicionales recogidos a romaníes españoles al cuidado del admirado Javier Asensio y publicados por la editorial Siruela.


LA COLECCIÓN 
Esta colección reúne un total de 79 cuentos, algunos extraordinarios, otros particularmente largos o muy curiosos y otros que resuenan por ser más conocidos. El libro organiza los cuentos en varios bloques: "La épica y los hombres valientes", "Retablo de las maravillas", "La lucha por la vida", "La fiebre del oro", "La larga noche de los gitanos", "La luz de la fe" y "Cuentos con acertijos". El libro incluye una completísima (y muy recomendable) introducción del editor, así como unos completos epígrafes finales (fuentes, catalogación y bibliografía). 
Es un libro magnífico y cuenta con textos bien interesantes (por resultar insólitos) como todos los dedicados a la épica, y versiones muy ricas de cuentos (más o menos conocidos).

EL CUENTO
El cuento que conté el pasado sábado en la sección CUENTOS DE VIEJAS se titula "El tonto Tilano" (ATU 675), es el número 26 de la colección (p. 197); es un cuento de la familia Los Coberteras, de Alicante, y fue recogido por Miguel Fernández Rodríguez, Pikober, el 22 de febrero de 2010 para la página de la cultura gitana. Aquí tenéis el audio del programa (merece la pena escucharlo completo), el cuento lo tenéis a partir del minuto 15:33. O directamente aquí debajo (o aquí).


Si podéis leer el texto y escuchar el cuento veréis que apenas hay cambio con el cuento recogido en el libro, es más, he tratado de incluir algunas palabras en caló que estaban en el texto (cambri de mangui, chaborrillo...). Creo que la historia es muy hermosa y seguro que hay algún momento que os va a sonar.

Espero que hayáis disfrutado del cuento y que os animéis a echar un vistazo a este estupendo libro. Ojalá este post también os haya resultado de interés.
Feliz semana de cuento

viernes, 13 de marzo de 2020

El hombre simiente

Hoy, primer día de confinamiento en casa por las medidas tomadas ante la pandemia del coronavirus, he disfrutado de la lectura de este librito hermoso: El hombre simiente, escrito por Violette Ailhaud, traducido por Phil Camino y publicado por La Huerta Grande Editorial. Una maravilla que nos regaló la librera Lara Meana.


El librito se lee en un suspiro y nos cuenta la historia de un pueblo en la Francia de mediados del S. XIX en el que no hay hombres: todos han sido reclutados para la guerra o han muerto. Es, por lo tanto, un pueblo sólo de mujeres, mujeres que conviven y se organizan para la subsistencia de todas. Pero ese perfecto equilibrio se rompe con la llegada de un hombre al pueblo. Y no voy a contaros más. Sólo os diré que amor, deseo y supervivencia se entrelazan en unos pasajes muy hermosos y potentes.
El estilo es muy contenido, pulcro y preciso, un estilo que cuenta y te atrapa desde las primeras líneas. Pero también un texto que oculta igual que ocultan las protagonistas y que, al mismo tiempo, tiembla de emoción, igual que lo hacen ellas y él. Es absolutamente delicioso.
Una lectura fabulosa que os recomiendo.
Saludos

domingo, 8 de marzo de 2020

El tío Paragüero. Tradición oral de la Serranía de Valencia

El cuento que conté el pasado sábado en "Esto me suena a pueblo" (RNE), en la sección CUENTOS DE VIEJAS está publicado en El tío Paragüero. Tradición oral de la Serranía de Valencia, una estupenda colección de cuentos tradicionales recogidos por el narrador Vicente Cortés y publicados por la editorial Palabras del Candil.


LA COLECCIÓN 
Este es un libro particular, reúne unos treinta textos recogidos de la tradición oral, en su gran mayoría cuentos, y los encaja en un marco narrativo protagonizado por el tío Paragüero, de quien dice el propio autor en la introducción: "el tío Paragüero que yo conocí de pequeño era un personaje popular, anónimo, nómada, viajero y sin techo fijo, como ha sido y es la tradición oral". Así pues este libro nos va contando la historia del tío Paragüero y en ella va desgranando los cuentos. 
La propuesta es interesante para quienes nos dedicamos a contar porque sirve a modo de guion para una propuesta escénica de narración oral, pero también es bien interesante para lectores y lectoras, pues cuenta con un hilo narrativo que atraviesa todas sus páginas y hace que su lectura resulte muy amena.

EL CUENTO
El cuento que conté el pasado sábado en la sección CUENTOS DE VIEJAS se titula "Cabecica de ajos" (ATU 700), está en la página 45 del libro y se lo contó Mari Carmen Sánchez, de Aras de Los Olmos, al recopilador. Aquí tenéis el audio del programa (merece la pena escucharlo completo), el cuento lo tenéis a partir del minuto 19:05. O directamente aquí debajo (o aquí).

Este cuento es una versión de un cuento bien conocido, "Garbancito", de hecho comparten el mismo número en el ATU. Si tenéis la versión recogida en el libro veréis que apenas he hecho cambios en el texto, de hecho he incluido algunas de las expresiones recogidas por el autor ("corraliza", "chano, chano", etc.). Es un cuentito estupendo.

Espero que hayáis disfrutado del cuento y que os animéis a echar un vistazo a este estupendo libro. Ojalá este post también os haya resultado de interés.
Feliz semana de cuento

jueves, 5 de marzo de 2020

Kramp

Acabo de terminar de leer Kramp, un libro de la admirada autora chilena María José Ferrada publicado en España por Alianza editorial en su colección Alianza Literaturas. Un libro, por cierto, que llega galardonado por importantes reconocimientos literarios del país americano y con muy buenas referencias en críticas y reseñas.


Kramp comienza contándonos la historia de M., una niña que acompaña a D., su padre, comerciante, cuando visita tiendas para vender productos de ferretería (de la marca Kramp) a costa de perder días de clase (todo ello a espaldas de su madre). En estos viajes y correrías M. va descubriendo el mundo de los viajantes, su vida ambulante, su preocupación por las ventas y los pagos, sus costumbres, sus cuentas, sus otras vidas.... La novela en este punto resulta muy entretenida, te mantiene atrapado con esa prosa aparentemente desapasionada y muy poderosa.
Pero de pronto en medio de la trama, cuando ya llevas un buen puñado de páginas y estás pensando que estas historias son las historias de las que te está hablando la narradora, algo sucede. Algo se rompe. Un terremoto hace temblar los cimientos firmes sobre los que nos acomodábamos como lectores. Y ese giro da una nueva dimensión a la novela. Brutal.
Y vamos leyendo las últimas páginas con el corazón en un puño y con la mirada afinada (igual que le ocurre a la protagonista), desvelando algunas cosas que habían pasado ante nuestra mirada, descubriendo otras nuevas y leyendo sin parar hasta el punto final.
Es un libro maravilloso, que cuenta una historia maravillosa, con una prosa maravillosa y que está tramado con una inteligencia y un saber hacer, maravillosos.
Un libro que os recomiendo encarecidamente.
Saludos

miércoles, 4 de marzo de 2020

Mes de la narración oral en Cabanillas

Este mes de marzo se celebra el 20M, el Día Mundial de la Narración Oral, y en Cabanillas del Campo (Guadalajara), el municipio en el que vivo, han decidido organizar un ciclo de cuentos contados a lo largo de todo el mes. Estoy muy contento por ello y también por el plantel de compañeros y compañeras que vendrán a contarnos historias en las próximas semanas. Qué maravilla. Anotadlo en vuestras agendas y no dejéis de acercaros a la biblioteca para disfrutar de los buenos cuentos que traerán estos cuentistas de referencia.


Saludos

lunes, 2 de marzo de 2020

Los cuentos de Ahigal

El cuento que conté el pasado sábado en "Esto me suena a pueblo" (RNE), en la sección CUENTOS DE VIEJAS está publicado en Los cuentos de Ahigal, una maravillosa colección de cuentos tradicionales recogidos por José María Domínguez y publicados por la editorial Palabras del Candil.


LA COLECCIÓN
Esta es una colección de cuentos muy especial para mí, participé en su edición y publicación y, en mi opinión, es una de las colecciones de cuentos populares más hermosas y ricas que he leído. El folclorista Ángel Hernández Fernández, que realizó el estudio de la colección (y la catalogación de los cuentos según el ATU), afirma en el prólogo que, posiblemente, esta sea una de las cinco mejores colecciones de cuentos publicadas en España. Creo que esto basta para insistir, una vez más (porque ya lo he dicho más veces), y animaros a que os asoméis a este libro y disfrutéis de sus maravillosos cuentos.
Por cierto, hace poco entrevisté a José María Domínguez, el recopilador, para el podcast "Iberoamérica de cuento", puedes escuchar la conversación en este enlace a partir del minuto 1:35:05.

EL CUENTO
El cuento que conté el pasado sábado en la sección CUENTOS DE VIEJAS se titula "La boba que cargó con la puerta" (ATU 1653), es el n.º 186 del libro (está en la página 355), y se lo contó Pablo García Iglesias al recopilador. Aquí tenéis el audio del programa (merece la pena escucharlo completo), el cuento lo tenéis a partir del minuto 16:45. O directamente aquí debajo (o aquí).

Si tenéis el texto delante veréis que está prácticamente como en el libro, bueno, en realidad en el libro es más divertido y con un lenguaje muy rico e ingenioso. Hay algún pequeño cambio (en la frase final, por ejemplo), pero apenas un detallito nimio.

Espero que hayáis disfrutado del cuento y que os animéis a echar un vistazo a este libro que es, insisto, una joyita. Ojalá este post también os haya resultado de interés.
Feliz semana de cuento

miércoles, 26 de febrero de 2020

24/7. El capitalismo al asalto del sueño

Acabo de terminar de leer 24/7. El capitalismo al asalto del sueño, un ensayo escrito por Jonathan Crary que ha traducido Paola Cortés-Rocca para la editorial Ariel. El libro fue una recomendación de Michèle Petit en el pasado encuentro del Seminario de Formación Continua.


Este asombroso ensayo reflexiona sobre el sueño, una de las últimas barreras a las que se enfrenta el mercado para tenernos en el engranaje (de la producción y consumo) las 24 horas del día, los 7 días de la semana (de ahí el 24/7). Hay otros aspectos fundamentales que ya han sido (o están siendo) devorados por el sistema capitalista (el ocio, el amor, la amistad, el sexo...), pero la disrupción del sueño, esa desconexión en la actividad diaria, se presenta como una cima a batir (aunque, poco a poco, parece que los avances progresan adecuadamente en ese sentido). El libro habla del sueño como necesidad fisiológica, pero también habla del sueño como la capacidad de imaginar, de visualizar, de pensar en otras posibilidades.
El sueño también como algo íntimamente privado que escapa de la esfera de lo público (ahora tan público, tan visible y compartido en las redes sociales) y, por lo tanto, que escapa del control del sistema.
Este libro es un puñetazo en la cara, un agitarnos para ser conscientes de la realidad en la que estamos deslizando los días. Los datos que va desgranando y analizando son brutales (la media de horas que dormía una persona a principios del siglo XX era de 10, en la actualidad ronda las 7) y nos muestran cómo el sistema va horadando los últimos cimientos del individuo. También las reflexiones (propias y traídas de otros estudios y ensayos) son demoledoras y ayudan a comprender la magnitud del golpe.
El libro, de apenas 130 páginas, es una lectura poderosa y muy recomendable. Tengo mi ejemplar muy subrayado y estoy seguro que lo releeré bien pronto.
Insisto, un libro que os recomiendo.
Saludos

lunes, 24 de febrero de 2020

Antología de fábulas, cuentos y leyendas del País Vasco

El cuento que conté el pasado sábado en "Esto me suena a pueblo" (RNE), en la sección CUENTOS DE VIEJAS está publicado en Antología de fábulas, cuentos y leyendas del País Vasco, una colección de cuentos tradicionales recogidos por Luis de Barandiaran Irizar y publicados en la editorial Txertoa.


LA COLECCIÓN
Este librito contiene 14 fábulas, 21 cuentos y 29 leyendas, una breve selección del total de textos orales recogidos por José Miguel de Barandiaran, uno de los grandes recopiladores del folclore vasco. Su sobrino Luis de Barandiaran Irizar es quien hace una selección de los textos más conocidos y populares y los traduce al castellano para su publicación en esta lengua. Es por tanto este libro una ventana que nos permite echar un vistazo al rico y particularísimo folclore vasco.
La traducción tiene una voluntad literaria (que, parece ser, ya se percibía en su paso de lo oral a lo escrito en euskera) y esto afecta a los textos, que pierden algo de alegría y viveza en su paso al papel. Pero igualmente esta colección, en mi opinión, es muy valiosa y bien interesante.

EL CUENTO
El cuento que conté el pasado sábado en la sección CUENTOS DE VIEJAS se titula "Makilakixki", y es el n.º 1 del libro (está en la página 40), y se lo contó Felipe Apalategui (de Ataun) al recopilador en 1921. Aquí tenéis el audio del programa (merece la pena escucharlo completo), el cuento lo tenéis a partir del minuto 16:30. O directamente aquí debajo (o aquí).


Como os he dicho anteriormente, el texto escrito tiene una cierta voluntad de corregir el texto: por ejemplo, el burro del cuento, en vez de cagar oro, proporciona oro, lo cual puede resultar algo confuso. Pero salvada esta minucia, el cuento que conté se parece mucho al texto recogido y publicado por los Barandiaran.
Ah, y una vez más, gracias a Dorleta Kortazar por ayudarme con la pronunciación (y el significado) de Makilakixki.

Espero que hayáis disfrutado del cuento y que os animéis a echar un vistazo a este libro, quizás haya alguna otra historia que os esté esperando. Ojalá este post también os haya resultado de interés.
Feliz semana de cuento

viernes, 21 de febrero de 2020

Los campesinos cuentan cuentos: el significado de Mamá Oca

Hace ya unos días que terminé de leer el primer ensayo de los seis que reúne este libro: La gran matanza de gatos y otros episodios en la historia de la cultura francesa, escrito por Robert Darnton, traducido por Carlos Valdés y publicado por FCE en 1987 (mi ejemplar es de la segunda edición: 2018). Este ensayo se titula "Los campesinos cuentan cuentos: el significado de Mamá Oca".


El historiador estadounidense Robert Darnton investiga, más allá de una "historia oficial" o de los grandes hechos, una historia de la cultura, de la mentalidad, de la forma de pensar de los habitantes de la Francia del S. XVIII, para, de esta forma, estudiar cómo entendían el mundo los franceses (ordinarios, del pueblo llano) de dicho siglo. Y para ello indaga, en el primero de sus capítulos (pp. 19 a 92), sobre la dimensión histórica de los cuentos populares.
Esta mirada sobre los cuentos populares como documentos históricos que pueden aportar pistas sobre cómo era el mundo en ese tiempo en el que se contaban y, también, sobre la forma de vivir y pensar de las personas que los contaban y escuchaban, choca frontalmente con otros estudiosos de los cuentos populares como, por ejemplo, Bruno Bettelheim: "Bettelheim interpreta "Caperucita Roja" y otros cuentos como si no tuvieran historia. Los trata, por decirlo así, en forma plana, como pacientes en un diván, en una contemporaneidad intemporal. (...) Sin embargo, los cuento son de hecho documentos históricos. Han evolucionado durante muchos siglos y han adoptado diferentes formas en distintas tradiciones culturales." (p. 24). De hecho, aportando datos históricos y contrastando con versiones recogidas de cuentos populares el autor afirma que: "Lejos de velar su mensaje con símbolos, los narradores de cuentos de la Francia del Siglo XVIII retrataban un mundo de cruda brutalidad desnuda." (p. 26).
El autor del ensayo no sólo demuestra conocer muy bien los cuentos que analiza y estudia, sino que también conoce muy bien la manera como se cuentan cuentos, como se puede apreciar en varios momentos del ensayo. Por ejemplo: "Como todos los narradores de cuentos, los cuentistas campesions adaptaban el ambiente de sus cuentos a su propio medio ambiente; pero conservaban los elementos principales intactos, usando repeticiones, rimas y otros recursos nemotécnicos." (p. 28).
Tras analizar la pervivencia de la tradición oral, la permanencia de sus textos orales y el modo cómo estos eran contados, transmitidos, recreados, etc., Darnton reflexiona sobre el valor como documentos históricos de los cuentos, como materia para el estudio de la cultura y la vida a lo largo de la historia.
Una vez analizadas estas cuestiones el autor del ensayo aporta un buen puñado de ejemplos analizando distintos cuentos desde una mirada historicista. La riqueza de las versiones de los cuentos presentados, las reflexiones y argumentos del autor y la comparación de estas versiones francesas con otras alemanas, inglesas o italianas convierte la lectura en un festín (al menos para quienes vivimos tan pegados al cuento contado y a los cuentos populares).
Las conclusiones también son bien interesantes pues, a partir del análisis de los cuentos encontramos unas cuantas conclusiones sobre cómo se percibía la vida en aquel siglo en Francia (y qué papel jugaban los cuentos para vivir mejor). Aquí van algunos ejemplos: "Los cuentos les decían a los campesinos cómo era el mundo, y ellos ofrecían una estrategia para hacerle frente. Sin sermones ni moralejas, los cuentos franceses muestran que el mundo es cruel y peligroso (...) algunos tienen un mensaje positivo; muestran que la generosidad, la honradez y la valentía son recompensadas. Pero no alientan la confianza en la eficacia de amar a los enemigos y en volver la otra mejilla. Muestran que, si bien puede ser laudable compartir el pan con los mendigos, no se puede confiar en el primero que se encuentra en el camino." (p. 71); "Los cuentos no abogan por la inmoralidad, pero contradicen la idea de que la virtud será recompensada o que la vida puede regirse por un principio que no sea la desconfianza básica." (p. 73); "la picardía (...) ofrece una manera de hacerle frente a una sociedad cruel, y no una forma para vencerla." (p. 79).
Como os podéis imaginar tengo este primer ensayo del libro muy subrayado. Los otros ensayos los estoy leyendo (por puro placer de leer a este autor que tan bien escribe y argumenta), pero ya no los comentaré en el blog.
Ah, una última cosa, tras la lectura de este libro me he dado cuenta de los pocos cuentos populares franceses que hay publicados en español. Es desolador. Apenas contamos con Perrault (cientos de ediciones de su colección de 15 cuentos) y poco más. Muy poco más. Tristísimo.
Una lectura que os recomiendo.
Saludos

jueves, 20 de febrero de 2020

Narración oral con jóvenes

Desde hace unos cuantos años ando enredado con esta propuesta de trabajar la narración oral con jóvenes, idea que partió de una bibliotecaria (Eva Ortiz) y dos profesoras (Mar Gutiérrez y Laura Fortea) del IES San Isidro de Azuqueca de Henares. Lo cuento en esta entrevista que me hizo César Rivera en Onda Cero hace unos días.
Sí, han sido muchos años trabajando en Azuqueca (el mes pasado por última vez) dentro de las actividades del Pasaporte Cultural para Secundaria (aquí lo cuenta con todo detalle Mar) y también años contando esta propuesta en otros lugares (como Zaragoza, donde la propuesta lleva implantada también dos o tres años con el nombre de "Narralunas" y ha tenido una estupenda acogida y gran difusión).


Siempre resulta muy emocionante y reconfortante volver a trabajar con grupos de chavales con ganas de aprender y de disfrutar. Y esto es lo que me ha pasado estos días con los asistentes al taller del IESO HaréVolar, de Alovera (Guadalajara), un grupo maravilloso de chicos y chicas de 1º, 2º y 3º de ESO con los que he compartido mi pasión por los cuentos contados, pero también con los que he disfrutado de muchos ratos divertidos, emocionantes, curiosos... y sí, de muchos cuentos contados.


Quizás me hayáis oído hablar del Pasaporte Cultural o de los talleres de narración oral con jóvenes en alguna charla a profesorado. Igualmente vuelvo a insistir: que un grupo de 34 chavales de ESO vengan unas cuantas tardes fuera del horario escolar, motu proprio, a aprender a contar cuentos es, en gran parte, culpa del profesorado. No sé nada de leyes educativas, sólo sé que hay profesoras y profesores que son increíbles, y que entre sus superpoderes está la capacidad de motivar a sus chavales para que aprendan en todo momento, no sólo en el rato de clase, y disfruten con ello; es más, incluso consiguen que estos jóvenes se atrevan a embarcarse en proyectos que pueden sonar muy ajenos a sus intereses (¡y que también disfruten con ello!).
Sí, mi experiencia es tenaz en esto: sin un profesorado implicado en el proyecto, la cosa renquea o, directamente, no funciona.


Hay otra pata fundamental en este taburete, se trata del apoyo de la biblioteca (tal como ha ocurrido todos estos años en Azuqueca y como está sucediendo ahora en Alovera). Sí, es un aspecto muy importante y necesario, no sólo por los recursos que sirve al proyecto (espacios, libros, etc.), sino también por el trabajo que hace de acercamiento a este colectivo que tantas veces vive ajeno a la biblioteca. Que los jóvenes acaben entendiendo que la biblioteca es también un lugar para ellos, lleno de propuestas que les interesa, pienso que es otro gran logro de este proyecto.



Hoy termino el taller, pero antes de despedirnos ya hemos comprometido tres tardes a lo largo de los próximos meses para reunirnos a contar y escuchar cuentos. Sin ningún otro objetivo que estar juntos, disfrutar de los cuentos contados, pasar un buen rato en buena compañía...
Y tiene pinta de que esta aventura en Alovera no ha hecho más que empezar. Qué alegría.


Las fotos son de Laura y Mar, y están sacadas de la web del IESO HaréVolar, de Alovera.
Saludos

domingo, 16 de febrero de 2020

Cuentos del País Valenciano, Islas Baleares y Cataluña

El cuento que conté el pasado sábado en "Esto me suena a pueblo" (RNE), en la sección CUENTOS DE VIEJAS está publicado en Cuentos del País Valenciano, Islas Baleares y Cataluña, una colección de cuentos tradicionales recogidos por Tomás Escuder Palau y publicados en la editorial Miraguano.


LA COLECCIÓN
El libro contiene un total de 30 cuentos recogidos en la Comunidad Valenciana, Baleares y Cataluña. Los primeros fueron recogidos entre los años 1974-75, el resto tardaron más en llegar. El libro se publicó en 1996. 
Los textos tienen, en mi opinión, un estilo marcadamente escrito, con un punto enrevesado en alguna ocasión, no sé si es un problema de la traducción (fueron todos recogidos en catalán aunque están publicados en castellano), o que realmente fueron así recogidos o, sencillamente, que es decisión consciente del autor del libro. También falta algo de información (quién contó los cuentos, en qué momento, etc., ni tampoco la numeración del ATU), o al menos no he sabido encontrarla.
Dicho esto, espigando en los textos se encuentran versiones interesantes de cuentos como este que he contado en la radio.

EL CUENTO
El cuento que conté el pasado sábado en la sección CUENTOS DE VIEJAS se titula "El pedo del lobo", y es el n.º 21 del libro (está en la página 109). Aquí tenéis el audio del programa (merece la pena escucharlo completo), el cuento lo tenéis a partir del minuto 16:30. O directamente aquí debajo (o aquí).


Si tenéis el texto delante veréis que he tratado de simplificar el estilo para hacerlo más claro, más oral, todo ello sin quitar detalles que dan color a la narración (como la masovera). También intenté un juego que descarté a mitad de narración porque se me comía el tiempo, era esta: cada vez que el lobo se lamentaba o felicitaba por la "predicción" del pedo quería decirlo de una forma distinta: pedo, flatulencia, meteorismo, gas, rudio íntimo... todo esto da un juego oral muy potente pero, por cuestiones de tiempo, tuve que descartarlo. Igual que descarté otra parte al final en la que, según se lleva el río al lobo, un leñador le tira un hacha y le corta el rabo. Ya tenía bastante el pobre lobo. E, insisto, el tiempo iba ya muy justo.

Espero que hayáis disfrutado del cuento y que os animéis a echar un vistazo a este libro, quizás haya alguna otra historia que os esté esperando. Ojalá este post también os haya resultado de interés.
Feliz semana de cuento

viernes, 14 de febrero de 2020

Vamos a leer "Fortunata y Jacinta"

En 1920 moría Benito Pérez Galdós, uno de los grandes escritores en lengua española, y uno de los grandes representantes de la novela realista decimonónica. Asombra la enorme producción de este autor grancanario (32 novelas, 46 episodios nacionales, 26 obras de teatro, 19 obras variadas (ensayos, memorias, etc.), decenas de cuentos y artículos…) y fascina su estilo directo, inteligente, fresco, rico, crítico, irónico… El centenario de su fallecimiento nos sirve de excusa para homenajearle de la mejor manera que sabemos: leyéndolo. Por eso, la próxima lectura del Club de Lectura Virtual “Alonso Quijano” va a ser una de sus novelas más conocidas: Fortunata y Jacinta


Esta novela fue escrita entre los años 1885 y 1887 –acababa de publicar Clarín su Regenta (un libro que ya hemos disfrutado en el club) y parece ser que eso sirvió de acicate para que Galdós se empeñara con este proyecto–, un momento en el que, afirman los estudiosos, el autor grancanario estaba pasando su mejor momento como creador.
Fortunata y Jacinta transcurre en los convulsos años de la España del último tercio del S. XIX en un Madrid en plena transformación social y económica. Y en el corazón de la trama un complejo triángulo amoroso: Fortunata, humilde representante del pueblo llano; Jacinta, la mocita de familia bien; y Juan Santa Cruz, el Delfín, hijo único y desocupado señorito.
Ya podéis apuntaros en la Plataforma de Clubes de Lectura Virtual de Castilla La Mancha, ya sabéis, es gratis y está muy cerca, sólo a un clic. ¿Te animas a disfrutar de unas cuantas semanas de lectura con nosotras y nosotros?
Saludos

lunes, 10 de febrero de 2020

Cien cuentos populares españoles

El cuento que conté el pasado sábado en "Esto me suena a pueblo" (RNE), en la sección CUENTOS DE VIEJAS está publicado en Cien cuentos populares españoles, una colección de cuentos tradicionales seleccionados por José Augusto Sánchez Pérez que ha publicado la editorial Olañeta. Este libro cuenta además con un prólogo de Carmen Bravo-Villasante.


LA COLECCIÓN
Esta colección de cuentos fue publicada originariamente en 1942 (tengo un ejemplar de esa edición) y fue recuperada en la década de los 90 por la editorial Olañeta. Es una selección muy variada y personal del editor del libro, quien escogió cuentos de diversas colecciones y recopilaciones que se iban publicando a principios del S. XX. 

EL CUENTO
El cuento que conté el pasado sábado en la sección CUENTOS DE VIEJAS lo he titulado "Cucarachita Martina", aunque no es así como está en el libro (más adelante os explico por qué lo he cambiado), y es el n.º 56 del libro (está en la página 68).  Aquí tenéis el audio del programa (merece la pena escucharlo completo), el cuento lo tenéis a partir del minuto 17:20. O directamente aquí debajo (o aquí).


Hay unos cuantos cambios en el cuento contado con respecto al texto escrito, vamos con ellos.
En primer lugar, el título. En el libro el cuento se titula "El ratoncito Pérez", pues hace referencia al ratón que se casa con la cucaracha: decidí no llamarlo así por razones evidentes, podría generar confusión con respecto a otro ratoncito Pérez bien conocido y portador de muchas alegrías, ¿os imagináis escuchar este cuento y pensar que el ratoncito Pérez ha muerto en una olla de cocido?, sí, cuanto menos resultaría confuso. Así que fuera el título y fuera también el Pérez del ratoncito. Y le puse el título de "La cucharachita Martina", pero la gente de la radio, que al escucharlo vio que era una versión de la ratita presumida, pues ahí que le puso ese título. Así pues, títulos para elegir, no os quejaréis.
Hay algunos otros cambios: la cucarachita se llamaba Martín, no Martina, por el apellido, pero también generaba confusión (en mi opinión), así que lo cambié. Revisé también las rimas finales para que ajustaran e hice un pequeño comentario sobre las tareas de la casa que recoloca el cuento. En fin, que si tenéis oportunidad leed el texto y escuchad el audio, a ver qué os parece.

Espero que hayáis disfrutado del cuento contado y que el post os haya resultado de interés.
Saludos

viernes, 7 de febrero de 2020

El silbido del arquero

A pesar de que los días vienen con sus afanes y tareas, siempre encuentro un ratito para leer; por eso en estos días he disfrutado con la lectura de El silbido del arquero, una novela escrita por Irene Vallejo y publicada por la editorial Contraseña.


El libro revisita la trágica historia de amor entre Dido y Eneas, un romance que ha pervivido a lo largo de los tiempos y que es recordado especialmente por la versión que escribió Virgilio para su Eneida. 
Resulta fascinante cómo la autora da aliento y corazón a los protagonistas, quienes pasan de ser unas marionetas en el retablillo de un mito, manipuladas por las manos de los dioses y sometidas a sus designios, a ser dos seres humanos enredados en un laberinto de pasiones, responsabilidades, confusiones, celos... De esta manera el mito, ya de por sí poderoso, gana (en mi opinión) en fuerza y hondura, plagándose de detalles, matices y sutilezas que amplía el territorio de ficción y que lo carga de veracidad.
Articula esta propuesta Irene Vallejo dando voz a los propios protagonistas, sumando de esta manera el número de narradores y, con ello, de voces y de miradas. Esto, insisto, enriquece la historia del mito, ahonda en la psicología de sus personajes, da espesor narrativo a la trama y, sobre todo, la carga de verosimilitud.
En El silbido del arquero también aparece Virgilio, un poeta agobiado por el encargo que le ha hecho el emperador (y por la vida que arrastra siempre bajo su sombra) y su falta de inspiración (al menos en este último gran libro). Resulta emocionante el encuentro (fabuloso) con el viejo Homero y el momento en el que Virgilio descubre cómo podrá escribir la historia de Eneas, desde qué mirada, con qué sentido. Y esto, igual que Virgilio, lo descubrimos también los lectores y lectoras al haber conocido la historia vivida por Dido (Elisa) y Eneas (con esa hondura psicológica que plantea la novela) que dio pie al mito.
Para terminar sólo una última cosa. Como de puntillas, sin hacer ruido, de una manera natural y apenas perceptible, el libro está enmarcado maravillosamente en el contexto del mundo clásico. Es deslumbrante el conocimiento que esta autora tiene de aquella época (tal como ha demostrado sobradamente en libros como El infinito en un junco).
Una lectura deliciosa. Un libro fantástico que os recomiendo.
Saludos

domingo, 2 de febrero de 2020

Cuentos burgaleses de tradición oral

El cuento que conté el pasado sábado en "Esto me suena a pueblo" (RNE), en la sección CUENTOS DE VIEJAS está publicado en Cuentos burgaleses de la tradición oral, una estupenda colección de cuentos tradicionales recogidos por Elías Rubio, José Manuel Pedrosa y César Javier Palacios en la provincia de Burgos y publicada por la editorial Tentenublo.


LA COLECCIÓN
El libro recoge un total de 200 cuentos (y 11 leyendas) que fueron recogidos a finales del S. XX y principios del S. XXI en la provincia de Burgos. Incluye versiones distintas recogidas de un mismo tipo de cuento, así como estilos y formas de contar propias de cada narrador. Tiene versiones muy interesantes y algunos cuentos difíciles de encontrar en otras colecciones o que, directamente, sólo he leído en este libro.
Es una colección que hojeo a menudo y que me parece muy valiosa. Y es, una vez más, un libro difícil de conseguir.

EL CUENTO
El cuento que conté el pasado sábado en la sección CUENTOS DE VIEJAS se titula "Los hermanos cuervos" (ATU 451), y es el n.º 32 del libro (está en la página 119). A Elías Rubio le contó el cuento María Trinidad García Moradillo, de 82 años, en marzo de 2002, en Cobos Junto a La Molina. Aquí tenéis el audio del programa (merece la pena escucharlo completo), el cuento lo tenéis a partir del minuto 16:15. O directamente aquí debajo (o aquí).


Si tenéis la oportunidad de leer el cuento que he contado veréis que apenas hay diferencia entre el texto escrito y el oral. Es una versión muy chula (si tuviera algo más de tiempo en la radio seguro que quedaría más esponajada, más airosa, menos constreñida) que me llamó la atención porque la princesa tenga que usar las ortigas. Sí, sí, es que me pareció muy interesante todo lo relativo a las ortigas, y por eso, para que veáis un ejemplo de cuánto se puede encontrar en un cuento, os voy a hablar un poquito de estas plantas: en verdad se utilizaba la fibra de las ortigas para tejer (se machacaba la planta y se hilaban las fibras, como en el cuento); además se utilizaba la ortiga como un colorante natural de otros tejidos; pero en cuestión de simbología el cuento recoge mucha tradición y sabiduría popular, mirad: la ortiga era un símbolo de la salud y se utilizaba, por ejemplo, contra influencias malignas para deshacer hechizos (como en el cuento), es más, hay lugares donde se "quemaban" los pies de los niños con ortigas para que se mantuvieran sanos (como le pasa a la princesa). Y bueno, que en el cuento tenga que ser ortigas de cementerio y recogidas a las 12 de la noche, en fin, todo eso carga el valor de la planta con nuevas connotaciones. Muy interesante, ¿verdad?

Espero que disfrutéis del cuento y que os animéis a leer esta deliciosa colección de cuentos. Ojalá esta entrada os haya resultado de interés.
Saludos

Las nanas según Lorca

Hace unos días disfruté de una insólita y deliciosa propuesta teatral producida por la compañía Ultramarinos de LucasLas nanas según Lorca. Participaron en su puesta en escena el actor Jorge Padín y la cantante y música Elena Aranoa.


Las nanas según Lorca recupera la conferencia que el 13 de diciembre de 1928 dio Federico García Lorca en la Residencia de Estudiantes, una conferencia en la que el poeta granadino hablaba sobre las canciones de cuna españolas.
La obra es insólita porque no es habitual que un texto de una conferencia pase al escenario para convertirse en una propuesta teatral (al menos no es habitual que una conferencia escrita como tal lo sea). Esto supone un reto (aunque no hace falta recordar que la gente de Ultramarinos de Lucas parece experta en encontrar nuevos retos en cada nuevo montaje) que, en mi opinión, se resuelve exitosamente.
En escena nos encontramos al actor Jorge Padín, narrador que da aliento (alma y voz) al propio texto del poeta granadino, y también a la música Elena Aranoa que ilustra el texto de la conferencia con nanas tradicionales que van aportando ejemplos de todo lo que el primero va diciendo. El escenario, muy limpio, tiene en su corazón a la música; en distintos puntos del escenario, y siempre alrededor de la música, el actor irá recitando/leyendo la conferencia (pues al fin y al cabo las nanas son el centro de esta conferencia, son el centro de esta obra). Según va avanzando la narración el escenario se va transformando (gracias a los sutiles, pequeños, elementos de papiroflexia) que acompañan algunas acciones del actor, de una manera delicada y deliciosa.
Emociona la fuerza del texto, la limpieza de la puesta en escena y la propuesta musical. Resulta fascinante escuchar a Elena, el trabajo de investigación previo ha debido ser enorme y el resultado es, sencillamente, deslumbrante. Admira el resultado final.
Además de la belleza de la obra, esta propuesta se convierte en una oportunidad más para acercarse a Lorca y conocer sus raíces folclóricas y su interés por la tradición y la música.
Para más información os animo a que leáis esta crónica y veáis la galería de fotos del espectáculo que disfruté, escrita por Óscar Cuevas y publicada en la web del Ayto. de Cabanillas.
Os animo a que os acerquéis a disfrutar de "Las nanas según Lorca" en cuanto tengáis oportunidad.
Saludos

lunes, 27 de enero de 2020

"Contar" en la Muestra

Estoy muy contento porque Contar, el libro sobre narración oral que escribí para A buen paso y que ilustró Andrea Antinori, ha sido seleccionado para la XXXV Muestra del Libro Infantil y Juvenil (de lo publicado en 2019) que realiza el Área del Libro y la Lectura de la Comunidad de Madrid.
Esto es lo que dicen de Contar, qué alegría.

[Si haces clic en la imagen la verás más grande y es más fácil de leer]

Esta es la portada del catálogo que, en este enlace, lo tienes completo.


Saludos

domingo, 26 de enero de 2020

Cuentos tradicionales recopilados en la provincia de Ciudad Real

El cuento que conté el pasado sábado en "Esto me suena a pueblo" (RNE), en la sección CUENTOS DE VIEJAS está publicado en Cuentos tradicionales recopilados en la provincia de Ciudad Real, una maravillosa colección de cuentos tradicionales recogidos por el admirado y añorado Julio Camarena Laucirica recogidos en la provincia de Ciudad Real a principios de la década de los 80 del pasado siglo.


LA COLECCIÓN
Cuentos tradicionales recopilados en la provincia de Ciudad Real es un libro pensado en dos volúmenes: el primero de estos volúmenes fue publicado en 1984 por el Instituto de Estudios Manchegos y subvencionado por la Diputación de Ciudad Real; el segundo, por lo que yo sé, no llegó a publicarse (o si se publicó fue en una tirada mínima y secreta). En cualquier caso, ninguno de los dos volúmenes son fáciles de encontrar, ni siquiera el primero, que sobrevive apenas en algunas bibliotecas de la provincia (valga como ejemplo: la foto de la portada la tengo gracias a Juan, de la biblioteca de Villarrubia de los Ojos).
Esta es una de las mejores colecciones de cuentos tradicionales que conozco, ya sea por la cantidad de textos ya sea por la calidad y riqueza de sus versiones. De hecho aprovecho para insistir una vez más: todas las colecciones de cuentos en las que Julio Camarena ha estado involucrado son, en mi opinión, excelentes, Julio tenía lo mejor de los recopiladores (era hábil, paciente, tenaz... y conseguía recoger muchos y muy buenos cuentos) y lo mejor de los estudiosos (era un sabio y un apasionado de los cuentos tradicionales que también disfrutaba estudiándolos y analizándolos). 
Dicho esto para mí es incomprensible que esta colección, un absoluto tesoro, sea imposible de conseguir. No entiendo que haya un material tan valioso y que no haya manera de republicar estos dos volúmenes. Es increíble. Y tristísimo.

EL CUENTO
El cuento que conté el pasado sábado en la sección CUENTOS DE VIEJAS se titula "La muñeca que cagaba dinero", del tipo "La muñeca cagona" (ATU 571C), y es el 115 de los cuentos del primer volumen (está en la página 289). A Julio Camarena le contó el cuento Genoveva Cuadra Palomo, de 68 años, en Corral de Calatrava, en abril de 1981. Aquí tenéis el audio del programa (merece la pena escucharlo completo), el cuento lo tenéis a partir del minuto 15:50. O directamente aquí debajo (o aquí).


Si podéis leer la versión que contó Genoveva, hay una notable diferencia con respecto a la que yo conté en la radio: la vecina no roba la muñeca, sino que la familia se la da (porque esta se pone muy pesada y acaba convenciéndoles). Pero he preferido modificar esto y contar tal como está (y es muy habitual) en otras variantes recogidas de este mismo cuento: que la vecina, envidiosa, roba la muñeca. ¿Por qué he hecho esto?, por la sencilla razón de que tiene más sentido (que la muñeca no cague oro, sino que cague mierda), es un castigo por haberla robado. Y también le da más sentido al final, cuando la muñeca vuelve con la niña (si es dada en vez de robada, esto resulta menos verosímil).
Hay otra pequeña diferencia con respecto al cuento: en la versión recogida en el libro hay tres hijas (hermanas), en la que yo conté, sólo una. No es significativo y simplifica la historia.
Por lo demás, el resto del cuento es casi igual, incluso en algunos detalles que eran poco relevantes y que podría haber cambiado (y que están en otras versiones de este cuento): en vez de Mari Tere podría haberla llamado Mariquilla (un nombre más habitual en este cuento y más común en la tradición); o en vez de decir "quiero cagar" podría haber dicho "quiero hacer caca", menos brusco, de hecho es así como lo cuenta la querida Begoña Perera, narradora canaria, a quien conocí contando este cuento desopilante.

Espero que disfrutéis del cuento y que os animéis a leer esta deliciosa colección de cuentos e historias. Ojalá esta entrada os haya resultado de interés.
Saludos

lunes, 20 de enero de 2020

Viaje de Egeria

Retomamos la lectura en el Club de Lectura Virtual "Alonso Quijano", y lo hacemos con un libro insólito: Viaje de Egeria, un libro de viaje escrito por Egeria, una autora gallega del S. IV, publicado en una cuidada edición de Carlos Pascual, y publicado por Línea del Horizonte Ediciones.


En 1844 un estudioso italiano, Gian Francesco Gamurrini, ordenaba y rebuscaba entre los legajos de la Biblioteca de la Confraternidad de Santa María, en Arezzo. Ocurrió entonces que, entre los libros y manuscritos que trataba de organizar, hubo uno que llamó su atención, se trataba de unos pergaminos en latín copiados en el siglo XI y que contenían dos textos que nada tenían que ver entre sí; el primero de ellos eran fragmentos de San Hilario de Poitiers, el otro, sin embargo, era bien curioso: se trataba de unas notas de viaje escritas, a modo de cartas, por una mujer que contaba detalles de su viaje a Tierra Santa. Tras varios años de estudio, en 1903, el benedictino Dom Mario Férotin desvelaba que estas misivas fueron escritas por Egeria, una mujer gallega del Siglo IV, para contar a sus amigas los detalles de tan extraordinario viaje.
Y es de esta manera como se dio a conocer el caso de la primera escritora nacida en tierra hispana de nombre conocido, así como el relato de viajes más antiguo del que tenemos noticia escrito en nuestro país.
Esta es nuestra primera lectura de 2020, será una lectura breve (nos llevará dos o tres semanas) y muy entretenida, espero que os animéis a apuntaros y participar en nuestro club de lectura virtual “Alonso Quijano”. Ya sabéis que será un placer compartir este viaje con vosotras y vosotros.
Saludos cordiales

domingo, 19 de enero de 2020

Cuentecillos folklóricos españoles del Siglo de Oro

Los dos cuentitos que conté el pasado sábado en "Esto me suena a pueblo" (RNE), en la sección CUENTOS DE VIEJAS están publicados en dos libros (similares) titulados: Cuentos folkóricos españoles del Siglo de Oro y Cuentecillos tradicionales en la España del Siglo de Oro, ambos libros son del gran hispanista Maxime Chevalier y fueron publicados por Ed. Crítica, en 1983, el primero, y por ed. Gredos, en 1975, el segundo.


LA COLECCIÓN
Ambas colecciones recogen fragmentos de obras literarias del Siglo de Oro en los que se incluyen cuentecillos populares: diálogos humanistas, colecciones de cuentos de entretenimiento y ejemplarizantes, obras de teatro, diccionarios, novelas, colecciones de poesías, libros de aforismos... Es decir, por ejemplo: en mitad de un diálogo en una obra de teatro, uno de los personajes, para explicar algo de la trama, cuenta un cuentecillo. Bien, pues esos cuentecillos los ha buscado con paciencia y tenacidad Maxime Chevalier, espigando entre obras de todo tipo, hasta reunir una notable colección con cientos de cuentitos folclóricos. 
Estos libros nos permiten hacernos una idea de la importante presencia de los cuentos en el día a día de quienes vivieron en esos años y cómo estaban incrustados en el imaginario popular.
Son, además, dos libros fantásticos con muchos cuentitos estupendos, estupendos.

LOS CUENTOS
Los cuentos que conté el pasado sábado en la sección CUENTOS DE VIEJAS se titulan "Al humo de la perdiz", en Cuentecillos tradicionales en la España del Siglo de Oro (p. 94) y "¿Quién le pondrá el cascabel al gato?", en Cuentos folklóricos españoles del Siglo de Oro (p. 36) . Aquí tenéis el audio del programa (merece la pena escucharlo completo), el cuento lo tenéis a partir del minuto 17:08. O directamente aquí debajo (o aquí).


Como habéis podido escuchar, ambos cuentos son conocidísimos. Uno porque pertenece a una larga tradición de cuentos de juicios, fijaos si es una vieja tradición que se incluyen, por ejemplo, en la Biblia (con el rey Salomón), aunque yo prefiero recordar los juicios de Sancho en la ínsula Barataria, canela en rama.
Y el otro, el del cascabel del gato, es un cuento en verso escrito por Lope de Vega en su obra La esclava de su galán, que es extremadamente conocido, pues se ha contado, leído y aprendido durante generaciones en las escuelas.

Espero que os hayan gustado los cuentecillos y que os animéis a leer estas sorprendentes colecciones de cuentos. Ojalá esta entrada os haya resultado de interés.
Saludos

viernes, 17 de enero de 2020

Orgullo rural

El pasado sábado estuve en Madrid disfrutando de "Orgullo rural", un espectáculo de narración oral con música en directo creado y realizado por Elia Tralará y Uxía López, y dirigido por Marta A. García Rojas.


La urdimbre de este espectáculo se teje con los recuerdos de infancia y juventud de Elia, la narradora, quien nació en Cobos de Segovia, un pequeño pueblo de 80 habitantes (sí, de la provincia de Segovia) y vivió allí hasta los 18 años. Son recuerdos hilarantes, emocionantes y muy entretenidos, que, para muchos de nosotros, resultan cercanos y reconocibles: ¿cuántos hemos tenido la fortuna de disfrutar de días felices de infancia en el pueblo? 
La narración fluye de una manera alegre, fresca, natural y, por supuesto, interpela directamente al público. La palabra dicha va levantando cada escena, aunque esta secuencia de imágenes no se sostiene exclusivamente por la voz y el gesto de la narradora: Elia cuenta, canta, juega, baila... a lo largo de unos 70 minutos, y no lo hace sola, en escena le acompaña, Uxía, una extraordinaria cantante y música quien se suma a la fiesta de las historias y participa activamente a lo largo de todo el espectáculo.
El resultado es una desopilante propuesta narrativa que traslada desde los primeros minutos al público del teatro a un pequeño pueblo y le invita a pasear por sus parajes, a jugar como si fuera otra vez un niño en la pradera entre las vacas o junto a la lumbre o en la "tienda" o en el pajar..., a hablar con sus palabras y expresiones, a cantar y bailar sus músicas, etc. Pero sobre todo este espectáculo es una invitación al recuerdo de los felices días vividos en el pueblo y una reivindicación de lo rural como un lugar del que sentirse orgulloso.
El día en el que pude ver este espectáculo el salón del actos del Centro Cultural de "Carril del Conde" (Madrid) se llenó y el público, que venía con muchas ganas de pasarlo bien, disfrutó desde el primer minuto: comentaba, reía, aplaudía, cantaba... y, sobre todo, se emocionaba con Uxía y con Elia.
En verdad, un espectáculo fantástico.
Por si tenéis curiosidad aquí os dejo el tráiler de "Orgullo rural". Aunque no hay nada como ver a Elia y Uxía en vivo.


Si podéis no dejéis de acercaros a disfrutar de este estupendo espectáculo, es muy recomendable.
Saludos

lunes, 13 de enero de 2020

Cuentos antiguos de Gran Canaria recogidos por los niños

El cuento que conté el pasado sábado en "Esto me suena a pueblo" (RNE), en la sección CUENTOS DE VIEJAS está publicado en Cuentos antiguos de Gran Canaria recogidos por los niños, una selección de cuentos tradicionales recopilados por Ana Cristina Herreros y María Jesús Alvarado, que fue publicada en 2014 por la editorial Libros de las Malas Compañías.


LA COLECCIÓN
Esta particular colección de Cuentos antiguos de Gran Canaria recogidos por los niños, de Ana Cristina Herreros (nuestra querida Ana Griott) y María Jesús Alvarado, es fruto de un año de perseverante trabajo: a lo largo de esos doce meses estas dos mujeres recorrieron la isla de Gran Canaria y fueron de escuela en escuela contando y recogiendo cuentos, mitos, leyendas, historias de vida... Para ello contaron con la ayuda de niños y niñas que, a su vez, preguntaron y recogieron cuentos entre sus familiares. Todo ello da a la colección frescura y vigencia, pues son textos muy vivos que siguen corriendo de boca en boca. Todos estos materiales han sido pulcramente editados en un libro bien apetitoso que se deja leer con placer y en el que os animo que os zambulláis.

EL CUENTO
El cuento que conté el pasado sábado en la sección CUENTOS DE VIEJAS se titula "La flor del Oroval" y es el primero de la colección y está en la página 19. Fue recogido en varios municipios de la isla a diferentes informantes. Aquí tenéis el audio del programa (merece la pena escucharlo completo), el cuento lo tenéis a partir del minuto 14:40. O directamente aquí debajo (o aquí).


Tal como afirmo en el audio, este es un cuento muy conocido, muy contado y escuchado, en las Islas Canarias (no sólo en Gran Canaria). Si tenéis el libro delante y escucháis la versión que cuento es prácticamente igual a la que encontráis en el libro, con la salvedad de la melodía, que esa no está incluida y que he ¿inventado?/¿recordado? para la ocasión.

Espero que disfrutéis del cuento y que os animéis a leer esta deliciosa colección de cuentos e historias. Ojalá esta entrada os haya resultado de interés.
Saludos

miércoles, 8 de enero de 2020

De la "nueva" oralidad

En este artículo "Escuchar el mundo", escrito por María Jesús Espinosa de los Monteros (de la red de podcasting Podium Podcast) y que publica hoy El País, se habla del resurgir de la "nueva oralidad" (podcast, notas de audio, audiolibros...). "Nueva oralidad" supongo que frente a una "vieja oralidad", la de los narradores tradicionales (y profesionales) de historias. Es muy interesante (y revelador) el detalle que ella cita como elemento fundamental para este resurgir: la multitarea (un término acuñado por Nick Bilton (véase el ejemplo espeluznante del inicio de este artículo en el que se afirma que la jornada de un adulto en Estados Unidos actualmente no es de 24 horas, sino, gracias a la multitarea, de 31 horas).
Volviendo a la "nueva oralidad" y la multitarea, la autora del artículo que aparece en el inicio de esta entrada del blog dice textualmente: "Dicho de otro modo, la capacidad para hacer varias cosas al mismo tiempo alarga nuestro día útil más de 24 horas. Y nada mejor que el audio permite tener la mirada y las manos libres para realizar otras tareas, para consumir historias en las voces de otros."
Sin embargo hay algunos ejemplos en los que esa "vieja oralidad" sucedía durante la realización de alguna actividad (mecánica, reiterada, sencilla...) haciéndola menos tediosa; la propia autora del artículo cita el caso de los filandones. En estos casos la oralidad como entretenedora, como ayuda para hacer más llevadero el trabajo, también ha existido, sí, y también ha sido una oralidad de multitarea (aun siendo una vieja oralidad). 

Dicho todo esto yo creo que tal vez se trataría de diferenciar entre una oralidad más o menos exigente, no más o menos nueva o vieja. Una oralidad que precise de una actitud activa de escucha, o de una oralidad que no la requiera (y que permita escuchar de fondo mientras se hacen otras cosas). Y lo que hace que exista esa exigencia en la escucha, en mi opinión, es lo efímero del mensaje: lo dicho vuela, y si no escuchas atentamente no puedes volver atrás y "releer" lo ya contado. Sin embargo cuando la escucha puede volverse a hacer una y otra vez porque el mensaje está grabado (fijado) desaparece esa característica primordial de la oralidad. A esto los estudiosos lo han llamado oralidad primaria (una persona contando en un contexto concreto a otra persona; palabra alada y fugaz) y oralidad secundaria (un audio en WhatsApp, por ejemplo; palabra fijada, enlatada).
Seguro que hay otros muchos aspectos que suman a la hora de exigir una escucha activa, volvamos caso del filandón y supongamos que un día llega a dicho filandón una una nueva narradora con historias no escuchadas antes: sospecho que el momento en el que esta mujer cuente esos nuevos cuentos la tarea estará parada o irá más lenta. Así pues la novedad de lo escuchado, el interés que despierta lo que se está contando, también importa para poner en pie esa escucha activa. Pero ojo, lo que resulta determinante en cualquier caso, es lo efímero de la oralidad primaria: que ese acto de habla será único, irrepetible, fugaz y, sobre todo, efímero.

Hay además otra cuestión interesante en todo esto. El resurgir de esa oralidad compatible con la multitarea es un signo más de estos tiempos en los que andamos explotados y autoexplotados. Pues la oralidad de escucha exigente, activa, completa, precisamente una de las cosas que buscaba (y que sigue buscando) era una suerte de cese de las tareas o, si se me permite, una especie de desaparición del presente y de viaje a otro tiempo y lugar.
Saludos

Lectura fácil

En estos días de descanso he podido disfrutar de la lectura de Lectura fácil, libro de Cristina Morales publicado por la editorial Anagrama y que ha sido merecedor del Premio Herralde de Novela y del Premio Nacional de Narrativa 2019, ahí es nada.


Esta novela se articula con fragmentos (de declaraciones judiciales, de la novela autobiográfica de una de sus protagonistas escrita al estilo de lectura fácil, de las situaciones vividas y contadas por las protagonistas, de las actas de las reuniones de okupas, etc.) que van componiendo el mosaico de la historia de cuatro mujeres discapacitadas. Hay muchas cosas que me han interesado (y me han hecho disfrutar, y me han golpeado, y me han emocionado...) en Lectura fácil, por ejemplo: la deslumbrante mirada de la autora (después miras fuera del libro y la realidad tiene otra forma, otras aristas), la fuerza de su discurso (articulado a través de sus personajes), el estilo poderoso de su prosa (brutal, radical, fresco), las historias y vivencias de las protagonistas (contadas por ellas mismas desde esa mirada propia y veraz), la maravilla del libro de lectura fácil, la danza...
Cervantes puso en pie a don Quijote, un loco al que se le había secado el cerebro, para contar las verdades (en muchos casos incómodas) desde su mirada supuestamente desajustada (recurso que llevó hasta el paroxismo con el licenciado Vidriera). Cristina Morales nos pone frente al espejo de la mirada de cuatro protagonistas discapacitadas que resultan ser muy capaces y radicalmente libres para contar (¡y contarnos!) y, al mismo tiempo, romper los pre-juicios desde donde nos hemos sentado a mirar/leer esa historia; y esa mirada crítica, poderosa e, insisto, radicalmente libre, va acompañada de una voz (una suma de voces) que no deja de golpearte a cada página, evidenciando el machismo, falso paternalismo, fascismo controlador, etc. en el que vivimos.
También quería mencionar la maravilla que es ver, sentir, la danza desde la mirada de una de las protagonistas (en verdad hay pasajes que me han emocionado mucho y que he disfrutado leyéndolos y releyéndolos).
Como conclusión, y por si no ha quedado claro, quiero deciros que este libro es una maravilla, una brutal y bárbara maravilla. Una lectura que os recomiendo.
Saludos