jueves, 29 de agosto de 2013

La vida, panorámica

Si sigues este blog habitualmente verás que no hay muchas entradas de libros de poesía, quizás esto sea debido a que soy lector de poemas, más que de libros completos. Sin embargo en estos días me he propuesto anotar aquí algunos libros de versos que he disfrutado en verano. Y sin más demora, voy con el primero.
Acabo de releer La vida, panorámica, libro de poesía escrito por Ángel Talián que fue merecedor de un accésit del premio Adonáis 2012. El libro está publicado por Ediciones Rialp. El autor, joven (ay, muy joven), es también narrador, actor y director teatral. Y amigo.


El libro tiene casi cuarenta poemas recogidos bajo tres epígrafes: Cafés y más cafés, Andar por casa y Las cartas sobre la mesa, además de una Coda última.
Estos poemas, elaborados con un lenguaje cotidiano (aparentemente sencillo), logran extrañar emociones y situaciones que puedo sentir como propias y ver, saborear, revivir... desde una nueva perspectiva. Los versos respetan ritmos y respiran con el curso de lo que van contando. Son poemas, son versos, para mascar, para candar con los dientes y sujetar firmes en la lengua, pero, a un mismo tiempo, son versos para darles aire y que vuelen.
Palabras, versos, poemas que desdibujan los días para dibujarlos de nuevo: con las mismas palabras (pinceladas) estos versos arman imágenes iguales y, a un mismo tiempo, distintas, de una espesura muy sugerente, de un sabor muy hondo.
Unos cuantos botones de muestra. "Fuera de lugar" con una aparente sencillez de versos encabalgados precipita una imagen hermosa, redonda, feliz. "Datos biográficos" o "Tormenta revisited" es un buen ejemplo de cómo un hallazgo poético, cómo un deslumbramiento, puede esconderse tras lo, aparentemente, más banal y cotidiano. "El hueco", un poema subyugante, que te envuelve como esa serpiente de la barandilla, que te hipnotiza y te golpea con su rotundo final.
Es muy interesante además el tercer bloque del libro en el que hay continuas referencias a otros poemas y poetas que son alimento para Talián. De este bloque también he disfrutado un buen puñado de versos ("Retrato", "Poema de amor"...).
He tomado notas y subrayado versos y estrofas. He saboreado otra vez las palabras. Me he emocionado  con muchos de sus hallazgos. Este es un libro hermoso que he disfrutado mucho, un libro que contiene  "una voz que es una isla para los náufragos", parafraseando un par de versos (p. 19). Os recomiendo encarecidamente su lectura.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada