martes, 15 de septiembre de 2020

El joven que no tenía qué contar

Ayer lunes de madrugada volví a la radio, al programa Esto me cuentan, con Ciudadano García, Arola Poch, Javier Armentia y Marta Conde. Como podéis ver (o más bien, escuchar) es una hora que pasa volando y que disfrutamos de lo lindo. 

En esta ocasión conté un cuento que escuché, hace muchos años (en 2001), en un Congreso sobre Narración y Tradición Oral que se celebró en Guadalajara, durante la realización del X Maratón de los Cuentos. En aquel congreso se habló de los tinker, los hojalateros, un colectivo escocés con una gran cultura oral. De los tinker se ha escrito mucho, se ha podido grabar, recoger y publicar un montón de cuentos, se ha podido entrevistar a algunos de sus más conocidos miembros y también se han realizado estudios sobre su forma de vida y su rica tradición oral. Lamentablemente hay poco publicado en español. 

Aun así este verano leí un libro magnífico, La bruja del mar y otros cuentos de los hojalateros escoceses, en el que se recogen unos cuantos cuentos de Duncan Williamson, una figura muy relevante de este colectivo. En aquel congreso habló un folklorista que llevaba años estudiando a los tinker y sus tradiciones, y puso como ejemplo este hermoso cuento que os conté en la radio y que, si no recuerdo mal, había grabado al propio Duncan Williamson. Yo había olvidado por completo este cuento, pero, tal como os cuento en el programa, soñé con él el día de antes de ir a la radio y pensé que quizás andaba con ganas de volver a la boca. He encontrado algunos cuentos similares en colecciones que he leído, pero ninguno exactamente así. Y este es el que traigo. Ojalá os guste.

Aquí os dejo el programa completo, merece la pena que dediquéis un ratito a escucharlo; el cuento comienza a partir del 11:50. También podéis escuchar el cuento aquí debajo (o, directamente, aquí).



Pasad buena semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario