martes, 8 de diciembre de 2015

Jilgueros en la cabeza

Aprovechando estos cuatro días de descanso he leído una novelita que tenía pendiente: Jilgueros en la cabeza, de Carmen Guaita, publicada por Ediciones KHAF (del Grupo Editorial Luis Vives - Edelvives).


La novela, a modo de las novelas río que van recogiendo diversas historias (diversos afluentes), cuenta por un lado la historia de la saga familiar de la protagonista (con un notable número de personajes y tramas) y por otro lado la historia, propiamente dicha, de la protagonista, más concretamente unos meses en los que vive un romance complicado.
Personalmente he disfrutado mucho más del primer bloque de historias que de la vida amorosa de Eulalia Requena: la galería de personajes, el entramado de historias, la suma de vidas y raíces... Sí, esta parte del libro la he leído con gusto. Sin embargo toda la historia de Eulalia con César (y luego con Juan) me ha interesado menos: este desapego con una trama amorosa me ha sucedido en otras ocasiones y tiene que ver, creo, con lo difícil que me resulta creer muchas de las cosas que leo, me explico: no soy capaz de empatizar con un personaje que está siendo maltratado (amorosamente, eh) o con el que juegan descaradamente sin que este personaje haga algo por poner fin a (o resolver) una situación que le hace sufrir. Digamos que, sencillamente, no entra en mi cabeza que eso pueda ser así y, por lo tanto, no soy capaz de creérmelo. Me da la sensación de intentar estirar una historia que desde las primeras páginas se ve que no va a funcionar. Pero, insisto, es una cuestión muy personal y creo que esto da valor al libro: me hace cuestionar cosas que (como dije antes) no entran en mi modo de ver la vida, es decir, puede que haya gente así y que viva así. Aunque este tipo de vida, de decisiones, no entren en mis parámetros vitales.
Salvo por esas disquisiciones amorosas el libro contiene un mapa de lugares y personajes, de historias y tramas, que he leído con gusto. En suma, una lectura bien entretenida para desconectar en días de descanso.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada