martes, 5 de enero de 2016

Escarabajo en Peonza #115

Acaba de llegar a casa el nuevo número de la revista de Literatura Infantil y Juvenil Peonza, el #115 (de diciembre de 2015). En esta ocasión es un monográfico sobre libros LIJ y animales (en verdad ha quedado un número bestial, una maravillosa lectura desde la primera hasta la última página) con ilustraciones del gran Emilio Urberuaga.


En este número hay una selección de diez títulos de libros de animales contemporáneos en el que se ha incluido Escarabajo en compañía, en verdad un grandísimo honor estar junto a maestros y maestras del mundo de la LIJ. Es por esto que me pidieron un breve texto hablando sobre por qué contar historias desde la mirada de los animales.
Aquí os dejo lo que escribí:

"Para mí la literatura infantil y juvenil, además de objeto de estudio y fuente de placer, es algo muy serio, quizás por eso tenía en mente desde hacía años la idea de hacer un pequeño homenaje a uno de mis autores favoritos: Arnold Lobel. De este autor he disfrutado todos sus libros pero hay uno que me resulta especialmente delicioso, se trata de Saltamontes va de viaje, un libro que hoy, lamentablemente, no se puede conseguir en castellano.
Acariciaba pues la idea de escribir un libro al modo de Arnold Lobel, con cuentos ilustrados, que compartieran personajes, con historias sencillas (que no simples)… como homenaje al autor norteamericano. Fue en ese momento cuando conocí a Rocío Martínez y tuve claro que ella tendría que ser quien ilustrara ese libro, Rocío sería capaz de dar imagen a los personajes de los cuentos con una mirada nueva pero que, al mismo tiempo, recordara los cuentos de Lobel.
La escritura de los cuentos se prolongó durante varios años (soy muy lento escribiendo) y finalmente de los nueve cuentos que escribí fueron seleccionados cinco para el libro de Escarabajo en compañía. Entre estos cinco se incluyen dos que tienen un personaje muy especial, el propio Saltamontes de Lobel que, en su libro, terminaba en busca de nuevas aventuras y que, por lo que parece, acaba recalando entre las páginas de Escarabajo en compañía, todo un lujo.
  1. Así las cosas, el motivo por el que escribí cuentos con insectos personificados como protagonistas no fue otro que homenajear a Lobel (y luego a otros autores y autoras de LIJ). Partiendo de este punto han sido muy interesantes los retos y los hallazgos que estos cuentos me han planteado: 1 Para empezar, el mundo de lo pequeño resulta muy cercano a los niños. Ellos pueden pasar tiempo mirando lo pequeño, descubriendo sus matices. Y bien pueden además identificarse con estos pequeños protagonistas pues ellos, los niños y niñas, son los pequeños en un mundo de grandes.
  2. Para continuar el punto de vista de estos textos es a ras de suelo, también muy cercano al de los niños.
  3. Ocurre además que este puede ser un mundo secreto y extraño: los insectos viven entre nosotros pero en su mayoría resultan invisibles o ajenos. Esta idea de que hay otras realidades en esta realidad que habitamos es también muy cercana a la percepción de los niños quienes, de manera natural, entreveran mundos de ficción en lo cotidiano.
Para el trabajo de la ilustración estas tres cuestiones han sido fundamentales: Rocío ha hecho incluso un pequeño herbario con flores y plantas que le sirvieron de modelo para acercar este mundo pequeño y escondido hasta las páginas de nuestro libro."


Os recomiendo que os hagáis con este número estupendo de Peonza, un regalo (por otro lado, como es habitual con cada publicación de Equipo Peonza).
Saludos cordiales

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada