lunes, 25 de mayo de 2020

De la chaminera al tejao...

El cuento que conté el pasado sábado en "Esto me suena a pueblo" (RNE), en la sección CUENTOS DE VIEJAS está publicado en De la chaminera al tejao... Antología de cuentos floklóricos aragoneses, un magnífico catálogo, realizado por Carlos González Sanz, que recoge en dos volúmenes los distintos tipos de cuentos que han sido recogidos en Aragón. Estos dos volúmenes cuentan con una portada de Isidro Ferrer y fueron publicados con mucho esmero por Palabras del Candil.


LA COLECCIÓN
Al ser un catálogo este libro contiene cuentos de diversas colecciones y recopilaciones que se han hecho por toda la comunidad de Aragón. Reúne un total de 500 versiones de cuentos (uno de cada tipo según el ATU) e incluye textos en castellano, catalán y aragonés, las tres lenguas que cohabitan en dicho territorio. Son, en general, versiones bien interesantes y, en no pocos casos, versiones curiosas, cuentos no catalogados (sin número de ATU asignado) y, más fascinante aún, algunos cuentos muy raros cuya única versión conocida es la que aparece en el libro.
Es un libro estupendo que no sólo permite hacerse una idea de la riqueza y variedad de cuentos recogidos en Aragón, sino que contiene muy buenos ratos de lectura y muy buenos textos para ser contados.

EL CUENTO
El cuento que conté el pasado sábado en la sección CUENTOS DE VIEJAS se titula "La princesa del bolo de oro" (ATU 440) y es el número 84 del libro (p. 204 del primer volumen). Este cuento se lo contó Cruz Ferrer Zamora (de Barluenga, Huesca) a Carlos González Sanz, José Ángel Gracia Pardo y Javier Lacasta Maza. Aquí tenéis el audio del programa (merece la pena escucharlo completo), el cuento lo tenéis a partir del minuto 10:50. O directamente aquí debajo (o aquí).


Me gusta mucho este cuento, me gusta pensar en los posibles significados (metafóricos, simbólicos, etc.) que hay más allá de la forma, me gusta la crudeza de su trama, me gusta la connotación sexual (desvelada), y me fascina el final que he añadido y que los Grimm incluyeron en la primera edición de sus cuentos, un anticlímax magnífico. Ah, y a todo esto le podemos sumar que prometerle a alguien que va poder comer de tu plato, beber de tu vaso y dormir en tu cama es una manera muy hermosa de declararse, ¿no os parece?

Espero que el cuento os haya gustado y ojalá os apetezca echar un vistazo al libro De la chaminera al tejao... es un catálogo magnífico, un trabajo enorme y muy valioso.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario