viernes, 7 de enero de 2011

Sobre una crítica

Hace unos días leí una reseña sobre La familia C en La Verdad (edición de Murcia), escrita por Aurora Gil Bohórquez (en un artículo en el que recomendaba bastantes libros que puedes leer aquí).
El texto de la reseña es el siguiente:

La familia C, de Pep Bruno y Mariona Cabasa.

Publicado también por Kalandraka, fue el álbum que recibió el III Premio Internacional Compostela de Ilustración. Una historia muy simple, con la intención evidente de cambiar los roles tradicionales (el padre prepara el desayuno mientras la madre lee el periódico; la madre trabaja en un hospital; el padre es modisto) se transforma en arte por las originales ilustraciones y por los sugerentes guiños anticipatorios del final del relato.

Llevo un par de semanas dándole vueltas a este texto y hay dos cosas que me gustaría comentar. Que un álbum sea un libro rápido de leer no quiere decir que sea fácil, ni tampoco simple. Y no trato de generalizar, pues hay álbumes simples, sencillos, fáciles, tontos, geniales, canónicos, imprescindibles... de todo tipo. Pero en el caso de La familia C no creo que la historia sea muy simple, yo diría que es aparentemente simple, pero que detrás lleva una propuesta bastante compleja que se refleja en la relación que hay entre texto e ilustración. Y sobre la cuestión de la "intención evidente de cambiar los roles" yo no veo que eso sea para nada significativo en la historia. Es "evidente" para alguien que no ha ahondado en el álbum y que no ha percibido la verdadera intencionalidad del mismo.
Supongo que todos los que nos atrevemos a comentar y reseñar libros podemos equivocarnos, yo el primero, pero de todas formas no me resisto a dejar aquí esta nota a la reseña.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario