miércoles, 26 de febrero de 2014

Días en Valencia

He pasado un par de días maravillosos en Valencia, dos días en los que he impartido un par de cursos intensivos en los locales de Espai Idees Creatives (gracias Eva, gracias, gracias). El primero de ellos estaba dirigido a narradores y narradoras orales que llevaran tiempo contando (no era, pues, un curso de iniciación a la narración oral) y se centraba en un elemento muy concreto de nuestro oficio: el repertorio (criterios de búsqueda, selección, preparación, organización, etc.). Aquí tenéis la foto de familia tras las diez horas de compartir reflexiones, experiencias, discusiones, ideas... Una maravillosa familia (ay, falta Eva: está haciendo la foto).


El otro curso era algo más amplio: Animación a la Lectura. Iba dirigido a bibliotecarias, maestras, educadoras, cuentistas (una vez más) y gente interesada en la animación lectora. Los contenidos y propuestas eran muchos (llevo ya un buen puñado de años reflexionando, soñando actividades e impartiendo formación en este ámbito) y las diez horas de curso se me quedaron cortas (mira que lo sabía), aun así disfruté también mucho de este fantástico grupo que podéis ver en la foto (ay, falta otra vez Eva: sí, con la cámara).


La preparación de un curso ya es un trabajo con el que disfruto: seleccionar los materiales, organizar las experiencias, sistematizar las ideas... pero es que luego, cuando compartes todo esto con un grupo interesado, crece, se esponja, se renueva, y pasa que algo que en teoría es de ida, pasa a ser de ida y vuelta, porque yo me vuelvo siempre (ojo, siempre) con las alforjas más llenas que como me las llevé.

A pesar de las veinte horas casi ininterrumpidas (de los dos cursos) ha habido tiempo también para compartir comidas, charletas, risas... Es emocionante conocer a gente tan estupenda y con tanto interés por este oficio nuestro. Gente que viene a veces desde muy lejos para formarse o que hace un gran esfuerzo para poder participar en estas propuestas o que incluso te aloja desinteresadamente en su casa (gracias Jara). Gracias a todos y todas. De corazón. Y, en especial, gracias a Almudena que ha puesto tanto empeño en que estos dos días se hicieran realidad.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada