martes, 16 de diciembre de 2014

Constable & Toop

El pasado final de semana devoré este libro titulado Constable & Toop que ha escrito Gareth P. Jones, que está traducido por Jaime Valero Martínez y que ha publicado la editorial Anaya no hace ni un par de meses.


El libro nos cuenta una extraña situación que sucede en la ciudad de Londres, los fantasmas "residentes" de casas encantadas están empezando a desaparecer, es la Peste Negra, un mal terrible para los espectros pero también un peligro para quienes todavía están vivos.
La historia que cuenta el libro avanza desde diversos frentes: la funeraria Constable & Toop donde vive Sam, mediador, protagonista e hijo de uno de los dueños; las diversas casas embrujadas con sus fantasmas, habitantes y exorcismos; el propio y macabro exorcista Fallowfield; el fantasma Lapsewood trabajador en la compleja burocracia fantasmal que acaba viniendo al mundo de los vivos; el fantasma rebelde Tanner con sus anomalías caninas; la muchacha Clara Tiltman; el divertido Marqués de la Cripta; Jack Toop, tío de Sam y asesino; los jefes fantasmas (cada uno a su estilo)... y todo ello jalonado de un montón de personajes secundarios divertidos, sugerentes, potentes. Es sin duda un libro coral pero también descollan sobre el común varios personajes aquí ya reseñados, todos tienen interés, todos tienen algo que contar, y todas estas cosas que han vivido, que cuentan, que hacen (a veces desde puntos de partida muy alejados) acaban por confluir en el nudo de la novela: lentamente y por caminos dispares llegamos al momento en el que todo ha de resolverse o fracasar y en el que varios de los protagonistas se encuentran. Es en verdad muy interesante avanzar por tantos frentes e ir confluyendo, está muy bien elaborado y muy bien tramada la historia (que cuenta con muchos capítulos cortos) para que el lector no se pierda y vaya saltando sin problema de un lugar a otro, de un personaje a otro.
La lectura, como decía al principio, ha sido bien entretenida (en verdad muy enganchosa) y desde el primer momento te dejas llevar a este mundo verosímil en el que los muertos y los vivos conviven (y también ese mundo insólito y también veraz de la burocrática tierra de los muertos).
Si tuviera que ponerle un pero al libro es el título, no sé si me parece acertado. Desde luego cuando hablé del libro ayer en la radio resultaba difícil de decir y, creo, también de percibir (puedes oírlo en este enlace).
Un libro que he disfrutado desde la primera a la última página, que he leído con gusto y que os recomiendo. Venga, no remoloneéis, que seguro que os atrapa en cuanto lo abráis: si no os he convencido yo a ver si lo hacen los editores aquí o aquí.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada