domingo, 7 de diciembre de 2014

El intruso

En estos días estoy aprovechando para leer y releer libros y álbumes que tenía pendientes. Uno de los que he disfrutado hoy ha sido El intruso, escrito por Pablo Albo (uno de mis autores favoritos), ilustrado por Cristina Sitja Rubio y publicado por A buen paso.


Hace tiempo que Pablo me habló de esta historia que no es nada más (ni nada menos) que la historia de una pelota que aparece en la habitación de un niño y lo que esta provoca (desazón, inquietud, miedo...). Soy de la opinión de que las historias más sencillas son las más complejas de elaborar y más si, como ocurre en este caso, el autor pretende depurar lo que cuenta hasta el extremo. Y es esto lo que ocurre en este libro cuyo texto trata de condensar el miedo y en el que el movimiento apenas sucede fuera (no hay un monstruo esperándote dentro del armario para darte un susto) sino dentro del propio protagonista, del niño narrador.
Así las cosas, lo cotidiano extrañado al máximo nos lleva por inquietantes caminos en los que la desazón, la duda, el temor, el miedo... van tomando cuerpo. Insisto: Pablo logra que no haga falta nada monstruoso para que aparezca el monstruo; algo tan sencillo como un balón resulta más que suficiente.
Esta tarea compleja y laboriosa por parte del autor precisa también de un trabajo muy exigente para la ilustración pues la acción, como ya dije antes, apena progresa en el contexto y son muchos los recursos que hay que poner en juego para que no resulte monótona. Cristina Sitja logra crear una atmósfera que resulta bastante desasosegante pero, para mi gusto, demasiado cálida (pienso que ilustraciones del tipo de algunas de de Alfonso Ruano habrían generado más inquietud -frías, asépticas, incómodas...). Igualmente tengo mis dudas con respecto a la personificación de la pelota; creo que uno de los valores de este cuento, como dije antes, es ese extrañamiento de lo cotidiano que es en verdad cotidiano (y que el lector no debe ver como no cotidiano, como sucede con una pelota personificada).
Hechas estas salvedades diré que, en mi opinión, el libro álbum en su conjunto logra lo que se propone: desasosiego, intranquilidad y levantar la vista del libro para observar lo que nos rodea con una mirada nueva.
Un cuento estupendo. Un libro que merece ser visto y leído con detalle.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada