martes, 23 de febrero de 2016

El heptamerón

En estos días he terminado de leer los 72 cuentos que componen El heptamerón, el libro escrito por Margarita de Angulema (reina de Navarra) que quedó incompleto y fue publicado, de manera póstuma, en 1558. La edición que yo tengo es de 1970 y está publicado por Ediciones 29 (no he conseguido encontrar por ninguna parte de quién es la traducción).


Este libro forma parte de mi Infierno pues gran parte de sus cuentos son de temática erótica y obscena. Está escrito al modo de El decameron de Boccacio, con una historia marco (en esta ocasión un grupo de nobles se encuentran aislados en los baños de Cauterets, en Pirineos, y matan el tiempo contando historias mientras se reparan los caminos) y un buen puñado de cuentos seleccionados de otras colecciones y tradiciones.
El libro es uno de los clásicos de la literatura amorosa del Renacimiento, y sitúa, en su gran mayoría, sus historias entre cortesanos y gentes de la nobleza del momento; esto determina que los valores, reglas, normas y prejuicios con respecto al amor, al sexo, a la infidelidad, etc. campen a sus anchas entre sus páginas. Todo resulta encorsetado, con un lenguaje complejo (lleno intencionalidad, sobreentendidos, justificaciones...) que resulta poco fluido, donde la figura de la mujer ocupa un papel central y, al mismo tiempo, marginal. Y sobre todo, son cuentos donde no se muestra a las claras la alegría del goce de la carne (se pasa por ello de puntillas y se aplican juicios de valor).
A todo esto hay que sumar que mi edición tiene una traducción algo enrevesada y está maquetado con un cuerpo de letra pequeño y un interlineado también pequeño.
Por todo ello no ha resultado una lectura sencilla y en ocasiones me he sentido como un buscador de pepitas de oro entre fango y piedra, perseverando a pesar de las dificultades.
Al final he terminado el libro tras unos meses de demorada lectura y he acumulado unos cuantos cuentecitos posibles para contar. Eso siempre es una buena noticia.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada