domingo, 26 de mayo de 2013

Antiguamente, el viento

En estas pasadas semanas os hablé de un par de nuevos libros álbum que acababa de publicar La Fragatina (aquí y aquí) en los que estuve colaborando en la edición. Aquí va la tercera entrega, el tercer título que se publicó hace apenas un par de meses antes de mi desvinculación de la editorial, un libro álbum muy especial, hermoso, alegre, fresco e intenso, ha sido un regalo poder colaborar en la edición del mismo y trabajar mano a mano con dos monstruos de la LIJ como Pablo Albo y Aitana Carrasco. El libro se titula Antiguamente, el viento, está publicado en la colección Lo Mullarero de ediciones La Fragatina y, como ya os he adelantado, el texto es de Pablo y las ilustraciones son de Aitana. Os recuerdo que Pablo Albo está entre mis autores favoritos.


El libro nos cuenta una vieja historia de cuando el viento era joven y andaba haciendo travesuras de un tipo y de otro (cambiando las casas de sitio, por ejemplo; o llevando un iglú al corazón del pueblo), hasta que un día decidieron tomar medidas drásticas porque el viento se había pasado con la última broma. Y desde entonces el viento anda algo más tranquilo.
El texto de Pablo Albo es alegre, burbujeante, fresco y muy divertido, un texto que te lleva de la mano por el cauce de la historia al mismo tiempo que se entretiene en juegos y sorpresas, lleno de humor y guiños non sense, con una trama perfectamente engranada, un ritmo saltarín, una resolución deliciosa (y evocadora), y todo contado como sin querer (este estilo tan sutil de Pablo, que tan fácil parece y tan difícil es de conseguir), lleno de personajes entrañables y situaciones estupendas. Impecable. Gozoso. No se puede contar tanto con tan poco. Inolvidable. No
Si el texto de Pablo es deslumbrante, las ilustraciones de Aitana no se quedan atrás. La propuesta de esta ilustradora es también extraordinaria: elabora un supuesto álbum de fotografías en el que se puede ir siguiendo la historia contada (siguiendo y sumando). Se puede imaginar el trabajo que esto ha supuesto, pues cada página contiene una, dos o tres ilustraciones. Podéis echar un vistazo a la ficha que hay en la web de la editorial y en la que se muestran algunas láminas del álbum.
La edición está muy cuidada, el formato de la cubierta (en mate, sin brillos, con una estética de viejo álbum de fotos), las guardas, la tipografía (una vez más excelente Noè Fanlo), etc.
Ha sido un absoluto lujo haber podido participar en la edición del mismo.
Un libro álbum maravilloso. Imprescindible en mi biblioteca.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada