jueves, 30 de mayo de 2013

Aire de Dylan

Acabo de terminar de leer el último libro de Enrique Vila-Matas, Aire de Dylan, en Booket. He leído poco de este autor, apenas dos libros (El mal de Montano y Batlerby y compañía), Vila-Matas es una cuenta pendiente. O mejor aún, una fiesta pendiente. Pronto llega a mis manos un nuevo libro suyo (París no se acaba nunca) y espero, poco a poco, ir disfrutando de más libros suyos.
Pero vayamos al lío.


Aire de Dylan es un libro en el que se nos cuenta la historia de Vilnius, un joven cuyo padre (escritor de éxito) acaba de morir; Vilnius ya era de por sí un personaje interesante pues anda desde hace años enredado en un Archivo General del Fracaso, pero tras la muerte de su padre sucede que el espíritu de éste (la memoria) pasa a formar parte de la memoria del protagonista y esto ocurre, siguiendo el argumento de Hamlet, para que el hijo sepa que su padre fue asesinado por su madre (y el amante de ésta) y pueda vengarlo. Quizás esta incorporación paterna resulta excesiva porque Vilnius acaba liado con la amante de su padre. La relación de Vilnius con Juan Lancastre, su padre, y con Laura Verás, su madre, era muy complicada, y a partir de esta muerte (y posterior "adosamiento" de la memoria paterna) resulta todavía más.
La historia se edifica con otros hilos narrativos que se van superponiendo de manera magistral como la aparición de la frase "motor de búsqueda" o más bien "motor de encuentro" y los avatares de Vilnius por dar con el improbable origen de la misma: "Cuando oscurece siempre necesitamos a alguien". Hay también momentos deslumbrantes como el congreso suizo sobre el fracaso, o el club de los interrumpidores que se reúne en la librería Barnet.
El narrador del libro es el propio Vila-Matas (o un trasunto del mismo) que entrevera realidad y ficción y que juega a romper la forma "tradicional" de una novela, incluyendo "conferencias", "dramatizaciones", hablando de la propia novela, etc., y reflexionando en voz alta sobre los escritores, los libros, la literatura, el arte... todo con mucho humor.
El libro me ha dejado completamente noqueado, lo he leído con muchísimo gusto, he disfrutado cada página, he quedado atrapado por su estilo pulcro y ágil, he sido deslumbrado por sus personajes, por sus historias, por sus tramas, por sus propuestas y juegos, y me he divertido mucho. Ha sido una experiencia feliz su lectura, muy feliz.
Al libro llegué gracias a Samuel Alonso, muy lector de Vila-Matas, que puso este vídeo en su muro de féisbuc. Claro, la tentación fue irresistible.


Algunas citas de este libro que tienen una cierta relación con la narración oral y que me han interesado.

"[Vilnius] necesitaba con urgencia la terapia de contar en público su reciente drama personal, de contar lo que le había acontecido en los días siguientes a la muerte de su padre y que curiosamente tenía estructura de cuento" (p. 17)

"Tu padre también era filósofo. Le perdía eso a la hora de narrar. (...) sostenía la teoría de que narrar historias sin más, narrarlas solamente, era algo anticuado, ya acabado. (...) Tu padre batallaba por una causa perdida, porque siempre se han contado historias y siempre se contarán." (p. 66-68)

"esa figura fantasmal del padre [en Hamlet] que, amante de las historias de este mundo, vuelve de muy lejos. Vuelve de lejos, como todos los grandes narradores, que siempre manifestaron su deseo de volver después de muertos para ver qué nuevas tonterías sucedían en el pobre mundo que abandonaron." (p. 101)

"la ficción siempre servirá mucho mejor para decir o insinuar la verdad que otros medios que se han revelado ineficaces. (...) a la historia del género épico le viene faltando desde hace años un nuevo capítulo, quizás el último, uno que sería verdaderamente épico y que incluiría a todos aquellos narradores que lucharon con un esfuerzo titánico contra toda forma de fingimiento o de impostura y cuya lucha tuvo siempre un evidente acento paradójico, pues quienes así combatieron fueron escritores que vivieron anegados hasta el cuello en el mundo de la ficción: artistas que buscaron el modo de decir o de aproximarse a la verdad a través de ella, a través de la ficción, logrando que al menos de esa tensión estilística surgieran las mayores aproximaciones a la verdad que se conocen hasta ahora." ( pp. 180-181)

En fin, un libro maravilloso. Una lectura estupenda. Totalmente recomendable.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada