domingo, 5 de mayo de 2013

Los conejos

Hace años que tengo en casa este libro álbum brutal, se trata de Los conejos, de John Marsden, con ilustraciones de Shaun Tan. La traducción es de Carles Andreu y Albert Vitó. Está publicado por Bárbara Fiore Editora, la casa habitual del autor ilustrador australiano en España.


El álbum nos cuenta la historia de la tremenda historia de la invasión de los conejos en un ecosistema que no es el suyo. Es imposible no pensar en Australia y lo que sucedió con la llegada de los europeos y la implantación de un modo de vida (y de unos animales) que no era el del lugar, que no eran los del medio. Pero esta historia no se limita a contar esa situación concreta, va más allá, trasciende de unos hechos (que podemos identificar como concretos, como históricos) para hablarnos de lo que significa llegar a un lugar y no atender a las costumbres, no ver, no respetar, no cuidar, no observar con atención antes de llegar como elefante en cacharrería arramblando, imponiendo, obligando. Destruyendo. Dañando.
Este álbum puede extrapolarse a otros ámbitos no tan, digamos, territoriales. Uno podría pensar en cómo el mercado desaforado ha ido llegando a nuestras vidas, cómo poco a poco (primero un conejo, luego más, luego toda una civilización y forma de vida que mira más allá de las personas).
El texto, contado desde la primera persona de los habitantes oriundos del lugar invadido, está escrito con un estilo descriptivo, desapasionado, que resulta estremecedor. Demoledor. Y las ilustraciones, magistrales, igualmente descriptivas, desapasionadas (por ejemplo no vemos gestos en los rostros de los protagonistas), cargan de emoción la historia.
El final abierto, sostenido por una suma de preguntas sobre fondos negros y pequeñas ilustraciones, resulta inquietante (y deslumbrante también).
Es un libro álbum que nos invita a la reflexión, uno de esos libros que llegan para quedarse y a los que volver continuamente. Un libro fantástico. Duro. Muy interesante.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada