lunes, 2 de septiembre de 2019

Cuentos populares rusos

Otra de mis relecturas de este verano han sido los tres tomos de los Cuentos populares rusos que A. N. Afanásiev publicó en el s. XIX y que Anaya publicó en su colección en la década de los 80 del pasado siglo con tradución de Isabel Vicente (traducción que le valió el Premio Nacional de traducción LIJ). Estos libros cuentan además con las deliciosas ilustraciones de Iván Y. Bilibin.


Había leído muchos de estos cuentos sueltos, especialmente cuando ando a la búsqueda de distintas versiones de un mismo cuento, pero no había leído todos, ni tampoco los había leído seguidos. Y ha resultado ser toda una experiencia, porque la lectura continuada de esta maravillosa colección de cuentos ha sido como zambullirse en puras tierras de ficción, perderse por el mapa de sus bosques, caminos y personajes, de sus tramas e historias deslumbrantes. Son estos cuentos muy poderosos, con un lenguaje propio (simbólico y literal) y una fuerza que te atrapa desde las primeras páginas. Algunos son cuentos larguísimos (se me hacía la boca agua leyéndolos y pensando en cómo los contaría).
Creo que estos cuentos resultan irresistibles para los cuentistas, al menos así ha sido para mí, por lo que habrá alguno (o algunos) que pasen a mi repertorio vivo. Ya veréis. Ya escucharéis.
Un par de cosas más.
Me gusta mucho esta colección de cuentos, es muy resistente (tapa dura, buen gramaje del papel) y tiene la letra grande, fácil de leer. Con los años voy valorando cada vez más estos detalles.
Y por último, seguro que sabéis (y si no lo sabéis os lo cuento) que existe un cuarto volumen que Afanásiev no pudo publicar en Rusia (eran cuentos muy obscenos) y acabó publicado en Suiza. Para lectores registrados tengo una ficha de ese libro: Cuentos prohibidos rusos en mi Infierno.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario