miércoles, 6 de febrero de 2013

Crónicas de días pasados

Ando estos días bien liado por la Comarca del Bajo Cinca contando cuentos en FragaCuenta, pero no quería dejar de escribir una breve nota de unas sesiones de cuentos que disfruté días atrás y que han sido muy muy especiales. Vamos con ellas.

El pasado 25 de enero estuve contando en Fuenlabrada, en la biblioteca pública municipal "Fernando de los Ríos", y tras la sesión de cuentos escribí esta breve nota en el muro de mi féisbuc, nota que transcribo aquí literal para que entendáis por qué fue una sesión especial: "La sensación que uno tiene cuando va a contar a Fuenlabrada es que la buena gestión de la cosa pública es posible: bibliotecarias profesionales que han previsto hasta el menor detalle, espacio adecuado y todo dispuesto para cuando llegas, sonido y técnico preparados, facilidades y ayuda en todo, público crítico y acostumbrado a los cuentos... Y cuando acabas, te pagan talón en mano. No es un sueño ni un anhelo ni un deseo que lanzo en una botella. Es Fuenlabrada."
Como podéis ver, un absoluto lujo.

Por otro lado los pasados 30 y 31 de enero estuve contando para bebés en dos bibliotecas municipales públicas de San Sebastián de los Reyes: la Claudio Rodríguez y la Central. Fueron cuatro sesiones de cuentos para bebés que disfruté muchísimo. La verdad es que empecé a contar a bebés cuando mis hijos entraron en el CAI de Cabanillas del Campo (hace trece años ya...) y, al menos una vez al año, iba a contar al centro. Luego he contado esporádicamente a esta franja de 0-2 años, pero no ha sido habitual (parece ser que tengo pinta de funcionar mejor con jóvenes y adultos), sin embargo las cuatro sesiones de bebés en estas bibliotecas fueron una fiesta, un reencuentro con un público al que conozco bien y con unos textos maravillosos que no dejan de alimentarme.

Cinco sesiones que son el motivo de que haya escrito esta breve nota en el blog. No quiero olvidarlas.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada