domingo, 22 de septiembre de 2013

El secreto del hombre muerto

Es imposible, por más que voy anotando lecturas en este blog ¡siempre me quedan muchas pendientes!, pero es que además a menudo me topo con lagunas notables, por ejemplo: compruebo con alarma que en este blog hay apenas un par de citas de libros de Joan Manuel Gisbert. En fin, sé que es imposible llegar a todo, pero no me resigno.
Acabo de terminar de leer El secreto del hombre muerto, libro escrito por Joan Manuel Gisbert que cuenta con algunas ilustraciones de Francisco Solé y que está publicado por Alfaguara.


El libro nos cuenta la historia de un joven, Luca, que es abandonado en Venecia para buscarse la vida y acaba enredado en un extraño suceso: una palacio que parece abandonado, una mujer que lo acoge sin dar muchas explicaciones, un hombre ¿muerto? que es capaz de comunicarse con el protagonista. La trama avanza pegada al suspense y, página tras página, se va desvelando una confabulación que va apartando el misterio para dar paso a la intriga, ambición y la maldad.
Me encanta la atmósfera desasosegante que despliega este libro, sus espacios asfixiantes, sus rincones llenos de inquietud, sus misterios oscuros y espesos. Me creo a sus personajes que, a pesar de todo, son capaces de avanzar en esta noche llena de sombras: me gusta que los buenos tengan miedo, dudas, intención de dejarlo todo, pero que sean capaces de seguir adelante; me gusta que los malos sean tan malos y que, en el caso del hermano, sean capaces también de dudar y echarse a un lado.
La trama me ha resultado verosímil, me la he creído y he avanzado en ocasiones con la garganta seca por las sombras. El final ajusta todos los engranajes y, sorprendentemente, acaba bien (y no digo más).
Y sobre todo, insisto, el ambiente desasosegante está muy bien logrado.
Una estupenda lectura.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada