lunes, 24 de marzo de 2014

Fenómenos de circo

En estos días he estado leyendo un estupendo libro de Ana María Shua titulado Fenómenos de circo, una colección de algo más de 150 cuentos breves, relatos juguetones y textos informativos (biografías de personas reales que aparecen en el libro) publicado por Páginas de espuma.


Me gusta mucho la ficción breve, especialmente los microcuentos. Y me gusta mucho Ana María Shua, maestra del género. Así que el libro me tenía ya ganado antes casi de empezar a leerlo. Sin embargo las expectativas han sido superadas. He disfrutado mucho de este insólito libro en el que, como ocurre en la carpa del circo, realidad y ficción se dan la mano y lo imposible, de pronto, es posible. Ocurre además que el juego, el humor, lo insólito, la exploración lúdica de las posibilidades del texto (y del circo y de los días) lo atraviesan de la primera a la última página.
Tiene este libro además un interesante sentido unitario (sí, obviamente alrededor del circo) que hace que cada cuento sea como una tesela y la suma de todos además de conformar un libro dibuja un mosaico que, ojo, trasciende al propio circo y nos da una imagen de los días. Es por lo tanto este libro un triple salto mortal que aterriza en lo cotidiano y nos lleva de la mano por la cuerda floja de los días. Y aunque en sus pistas nos encontremos con animales insólitos y fenómenos de circo (personas extraordinarias o imposibles) vemos también cómo se desdibujan los márgenes de lo normal y descubrimos que también en lo cotidiano, en la vida, cabría ser vistos como fenómenos de circo.
Y en medio de esta algarabía, de este desfile chispeante, nos encontramos a la autora cual ecuyere que hiciera saltos mortales en la grupa de un caballo al galope: incansable en sus propuestas, juegos literarios, sugerencias, sorpresas, risas... y sobre todo en la ruptura de los límites: apresando al mismísimo Houdini, o atravesando las páginas del libro, o contando verdades como mentiras y mentiras como verdades. Qué gran malabarista es Ana María Shua, qué delicia entrar en este circo y no dejar de asombrarse con cada uno de sus textos. Qué regalo.
Una lectura maravillosa que os recomiendo.
Saludos

PD: Hace unos días hablé de este libro en la SER, aquí la recomendación y el audio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada