viernes, 7 de octubre de 2016

Antología popular obscena

Acabo de leer (en un suspiro) la Antología popular obscena recogida por Amelia Díe y Jos Martín con prólogo de J. M. Caballero Bonald, ilustraciones de Aznar y publicada por Ediciones de La Torre (en 1978).


El libro recoge textos, retahílas, poemitas y cantares procaces que se solían decir, contar, cantar, jugar... en los años de Dictadura (como siempre, una vía de escape a la presión social). El libro contiene dos bloques: uno de textos de la infancia y la adolescencia y otro de textos de los estudiantes y la milicia.
Inevitablemente ha sido un viaje a mi infancia pues muchos de estos dichos, cantares... los cantábamos nosotros cuando jugábamos en la calle o en el patio de la escuela. De otros muchos sabía apenas un par de versos (o los desconocía por completo), así que ha sido un viaje del que vuelvo con la mochila llena.
Como toda antología de textos procaces será difícil dar con alguno políticamente correcto (qué alegría). Dicho esto me rechina mucho la mirada sobre la mujer y el lugar que ocupa en la mayoría de esos cantares, pero igual que me rechina me alegra el cambio que en ese sentido se está produciendo desde hace unos cuantos años (en general, pero también en los textos de tradición) y sospecho que si buscáramos hoy muchas de esas poesías o se han readaptado o habrán dejado de cantarse: es el sino de la tradición oral (más que el sino de los tiempos), conservarse como está y, al mismo tiempo, adaptarse a los nuevos contextos.
He encontrado materiales interesantes y sugerentes para incorporar al repertorio pero, sobre todo, me he dado un paseo por mi infancia. Un paseo alegre y siempre feliz.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada