martes, 11 de octubre de 2016

De La siesta de los Enormes

La querida Dorleta Kortazar escribió esta nota de lectura de La siesta de los Enormes. La nota se publicó en el n.º 77 de la revista Puntua (del 7/10/2016), y está en euskera, así que ha tenido a bien hacer esta rapidísima traducción al castellano.


UN CUENTO GRANDE PARA GRANDE

Me disculparéis, pero no he podido evitar traer hasta este rincón mi libro favorito. En él se cuenta la historia de Los Enormes, una familia que va a pasar el día a la playa. Tras pasar toda la mañana saltando las olas, llega la hora de la comida y la siesta, pero ¡oh!, Padre no ha traído el “Libro de Cuentos para Enormes que duermen la siesta en la playa”, y sin cuento, no hay siesta. Así que Padre inventa una historia por cada pregunta que le hacen: ¿por qué las nubes tienen formas?, ¿por qué hay olas en el mar?, ¿por qué los peces son de colores?, ¿quién cura a los animales del mar? ¿por qué la arena de la playa esconde tantos castillos, montañas y figuras misteriosas? Y así, el escritor y narrador Pep Bruno va introduciendo cinco cuentos dentro de la historia principal, hilando un cuento con otro de forma magistral.
Sitúa los personajes, todos Gigantes, en una isla que está en medio del mar: el Gigante Marino que tiene una máquina para hacer olas; el Gigante Ronquido que ha perdido el sueño; La Giganta Mercromina, que es incapaz de curarse a sí misma; el Gigante Arenisca que va recogiendo arena de todo el mundo; y la vieja Giganta Fumarola.
Es un libro exquisito,dulce, que nos habla de la amistad, del placer, de la imaginación, de compartir, de los sueños, del descanso. Las palabras de Pep nos recuerdan esos días de playa en familia. Y sobre todo las bellísimas y diferentes ilustraciones de Natalie Pudalov, llenas de color y pequeños detalles nos acercan el mismo mar, sus criaturas, el color, la magia… la magia del mar en nuestras manos.
Porque los pequeños momentos son enormes… o decidme, ¿acaso hay algo más delicioso que tumbarse en la playa y que alguien te susurre un cuento?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada