viernes, 12 de octubre de 2012

Papel carbón

Acabo de terminar de leer Papel carbón, un libro de cuentos de Fernando Iwasaki publicado en Páginas de Espuma. Compré el libro en el pasado Maratón de los Cuentos de Guadalajara y lo he tenido en mi mesilla todo este tiempo para que, esas noches en las que no tenía novelota o mucho tiempo para leer, desgranaba un cuento. Y hoy se me acabó.


El libro es una recuperación de cuentos escritos entre 1983 y 1993 por Iwasaki, tecleados a máquina (con copia en papel carbón, de ahí el título).
Por ser una colección de cuentos de una época tan larga se acentúa una cualidad de los libros recopilatorios de cuentos: los estilos y temas son variados. Además sucede que al ser cuentos primerizos tienen un sabor más intenso. Hay gente que disfruta con el café aguado, otros prefieren el café fuerte, y los hay quienes se quedan con un café en su punto, bien tirado, con su crema, y a la temperatura apropiada. Estos cuentos son tazas de buen café: algunos cuentos son algo más cargados, con sabor más fuerte y aroma cerrado, pero muchos de ellos, la gran mayoría, te permiten saborear una estupenda taza de café. Y ninguno me ha parecido aguado.
Estos cuentos primeros de Iwasaki nos anticipan y muestran al gran escritor que ya es. Algunos son algo angulosos y muestran la búsqueda del estilo depurado que este autor ha ido ganando con los años, con los libros. He disfrutado con muchos de estos cuentos, muchos, y algunos de ellos, como "A Troya, Helena", me han emocionado como pocos lo han conseguido.
Un buen libro para saborear a tazas y para disfrutar entero. Una lectura estupenda.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada