miércoles, 30 de abril de 2014

El legado. Crónica de las tierras del exilio

En estos días he disfrutado de un libro de F. Martínez Dalmases titulado El legado. Crónica de las tierras del exilio, publicado por Kairós en su colección de literatura. Es un libro que llevaba unos cuantos meses esperando en mi mesilla (por fin le llegó el turno) y que, lamentablemente, no recuerdo quién tuvo la buena idea de recomendármelo.


Este libro, inspirado en la vieja tradición cuentística oriental, cuenta con un narrador protagonista que a lo largo de una noche se dedica a contar cuentos a un grupo de elegidos escuchadores. El marco narrativo, esa noche de narración gozosa en la que quienes escuchan buscan en los cuentos el reflejo de sus propios deseos, funciona deliciosamente mientras el cuentista va desgranando las historias que han de llevarnos a una sorprendente resolución.
Además de este marco en el que se encajan los cuentos (y que tanto sabor tradicional tiene), sucede que las variantes estupendas de las historias escogidas, el estilo riquísimo del narrador protagonista (y su contar demorado, lleno de color y detalle), las referencias jugosas al hecho narrativo... hacen de este libro una lectura feliz y, de algún modo, paso casi obligado para quienes disfrutamos contando o escuchando cuentos.
Os dejo algunas citas que he saboreado:

[El cuento es como:] "La morada donde lo insustancial adquiere solidez" (p. 13)

[Uno de los escuchadores] "se sienta en el vértice del semicírculo, cerda del anciano; procura no hacer ruido, como si las palabras del narrador conjurasen imágenes que comienzan a fluir en el espacio que la narración crea entre ellos." (p. 40)

[El cuentista a un escuchador:] "¿Por qué quieres atrapar las historias? Déjalas que actúen, ábreles las puertas de tu atención. Acepta lo que surge de ellas, aunque no sea espectacular ni emotivo." (p. 201)

"El anciano narrador inspira profundamente y el espíritu de la historia surge a través de él; toma el filo de su irada, el esto de sus manos, el acento de su voz." (p. 270)

Insisto: me ha gustado mucho el marco narrativo y su narrador protagonista, me han sorprendido algunas de las variantes elegidas de los cuentos que cuenta el narrador y me ha hecho viajar hasta el oriente de las mil y una noches el estilo rico y enjundioso de este cuentista inolvidable.
Un libro que he disfrutado por completo y que os recomiendo.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada