lunes, 28 de diciembre de 2020

Cómo un rústico labrador engañó a unos mercaderes

En la madrugada de hoy lunes volví a RNE, al programa "Esto me cuentan", con Ciudadano García, Arola Poch y Javier Armentia. Como podéis ver (o más bien, escuchar) es una hora que pasa volando y que disfrutamos de lo lindo. En esta ocasión traje un cuento bien particular, se trata de "Cómo un rústico labrador engañó a unos mercaderes". Un cuento especial con el que llego al número cien de colecciones de cuentos leídas y comentadas en mi web en estos últimos 15 meses. Aaquí podéis ver todas: Una bibliografía personal de cuentos de la tradición oral).


EL PLIEGO
Os decía al inicio del post que este es un cuento especial, y lo es porque es el único pliego de cordel del s. XVI con un cuento folclórico que se conserva. De hecho se tienen dos ejemplares, uno impreso en 1519 (Burgos) y otro en 1530 (Sevilla).
Se llama pliego de cordel porque es un formato impreso muy barato (una hoja plegada) que se anudaba con un cordel para colgarla en los puestecillos de ferias y mercados. Era un tipo de literatura accesible para las clases populares (por su bajo coste) que bebía, en muchos casos, de la tradición oral.
No hay más cuentos tradicionales publicados de manera similar, quizás porque no se hayan conservado, o quizás porque los cuentos tradicionales eran muy conocidos y no merecía la pena publicarlos por escrito.
Mi ejemplar es un edición facsímil de ediciones El Crotalón publicada en 1985 y que contiene los dos pliegos conservados. De hecho la foto que acompaña al post es la de mi ejemplar.

EL CUENTO
El cuento "Cómo un rústico labrador engañó a unos mercaderes" (ATU 1539, Astucia y credibilidad) es muy conocido y cuenta con versiones y variantes por todo el mundo, de hecho, hace unos años en Guadalajara, durante el Maratón de Cuentos, pude escuchar una versión maravillosa que contaba un joven que la había aprendido de su abuelo. Como veis, es un cuento todavía muy vivo.
La versión que conté en la radio es bastante fiel al texto del pliego salvo en una cosa: la muerte que ocurre entre los mercaderes casi al final.

Aquí os dejo el audio completo del programa (insisto, escuchadlo entero, es un ratito bien bueno), mi tramo de radio comienza a partir del minuto 12:30. Aquí debajo podéis escuchar el cuento (o, directamente, aquí).


Ojalá os guste.
Pasad una buena semana

No hay comentarios:

Publicar un comentario