viernes, 21 de junio de 2013

Una pequeña casa en el bosque

Una de las cosas que más admiro de Jutta Bauer es la capacidad que tiene para contar grandes historias con poco texto, a veces poquísimo, y con el apoyo de unas ilustraciones aparentemente sencillas. Esa condensación hasta lo mínimo que multiplica los posibles significados (y hondura) del texto hasta lo máximo vuelve a suceder en este libro álbum titulado Una pequeña casa en el bosque, que publica, de nuevo Lóguez.


Un libro con un formato para primeros lectores (hojas de cartón duro esquinas redondeadas) pero que un lector supuestamente adulto como yo no puede dejar de leer y releer con verdadero disfrute y admiración. La historia es muy sencilla: en medio del bosque hay una casa, la casa del ciervo, a la que van llegando los protagonistas: una liebre, un zorro, un cazador, enemigos naturales. Sin embargo, para cobijarse en esa casa y poder beneficiarse de sus bondades (compañía, alimento, estar a cubierto...) deben abandonar sus rencillas. Es difícil olvidar que te sientas a la mesa con un cazador, pero es posible. No se me ocurre una forma más sencilla y eficaz de contar la idea de civilización.
El libro, como ya he dicho, tiene poquísimo texto, con una estructura reiterativa (muy del gusto de los más pequeños), y con unas ilustraciones atractivas y muy hermosas.
Una verdadera joya que pasa a los imprescindibles de mi biblioteca.
Esta autora se encuentra entre mis favoritas.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada