sábado, 28 de noviembre de 2015

Pedro Melenas y compañía

En estos días no he dejado de leer y releer un libro que acaba de publicarse (un clásico rescatado), se trata de Pedro Melenas, con textos e ilustraciones de Heinrich Hoffmann, traducido por Víctor Canicio, que en esta cuidada edición de Impedimenta viene acompañado de diez historias más (al estilo de Pedro Melenas) escritas e ilustradas por Amaia Arrazola, Eleonora Arroyo, Iban Barrenetxea, Aitana Carrasco, Marco Chamorro, Ana Belén Franco, Elena Odriozola, Nicolai Toshinsky, Emilio Urberuaba y Fernando Vilela. Y por si todo esto fuera poco el libro cuenta con un prólogo estupendo de Gustavo Puerta Leisse y una carta del propio Hoffmann hablando de su exitoso clásico. Con solo los créditos uno se da cuenta de que está ante un libro extraordinario.


Este libro contiene nueve historias escritas e ilustradas por Hoffmann (y la imagen de Pedro Melenas, que bien podría ser en sí una décima historia), más las diez nuevas historias que acompañan a esta edición y los homenajes finales a Pedro Melenas realizados por la notable compañía de autores/ilustradores.
Con estas historias, todas ellas ejemplares (o más bien ejemplarizantes), los niños aprenderán que los actos malos traen malas consecuencias. Un didactismo que desborda su propio afán al mostrar unas desmesuradas, insólitas, consecuencias y que, como apunta en el prólogo Gustavo Puerta, acaban por resultar desopilantes de puro exageradas. Por lo tanto estas historias tal vez desconcierten a los lectores de hoy que quizás duden de si se encuentran frente a una colección de cuentos didácticos o de humor negro. A todo esto hemos de sumar que estos cuentos (y los diez que se añaden como homenaje en esta edición) están dirigidos a público infantil. Otra vez hemos de señalar el prólogo del libro en el que nos recalca este nuevo valor de un libro que cuenta con más de un siglo de existencia y muchos miles de ejemplares publicados y que hoy es, además, una invitación a pensar en la mirada que tenemos sobre la infancia y los libros para la infancia.
Un libro desmesurado que nos propone una lectura brutal, feliz y sorpresiva. Asomaos a sus páginas sin dejar de leer una de ellas, no os quedaréis impasibles. Esta es una lectura que os recomiendo y que bien merece la pena.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada