jueves, 25 de noviembre de 2010

Papá tatuado

Ya os comenté el domingo que acababa de leer Papá tatuado, el libro de Daniel Nesquens (texto) y Sergio Mora (ilustraciones) publicado en A buen paso.
En otras ocasiones he hablado de Nesquens (por ejemplo aquí), y no soy el único que lo hace (también aquí) por estos lugares. En verdad creo que es uno de nuestros mejores escritores, un autor hábil y ágil que todavía tiene muchas cosas que contar y contarnos. Pero vayamos con el libro.

Papá tatuado es un libro de cuentos e historias que nacen de los tatuajes del protagonista-narrador, el padre, un cuentista que es capaz de hechizar con sus palabras a un perro con un bebé en la boca y conseguir que lo suelte (cuento 6).
Se trata de un libro valiente, sin concesiones, enganchoso, escrito con un estilo fresco, como de isla recién descubierta, nueva, intensa, como de una tierra en la que somos los primeros en poner el pie.
Un libro donde la ñoñería y lo políticamente correcto son desterrados para recuperar el valor originario de las historias: emocionarnos, hacernos soñar, deslumbrarnos, hacernos tomar partidos, sentir.
Los textos, maravillosos, llenos de simbolismo, agrupan un poco de aventura, otro poco de amor, otro poco onírico... y tienen evocaciones de otros libros, de otras historias (desde las 1001 noches de Simbad hasta la farándula de Alicia).
Las historias están entreveradas y unas cierran otras. Las imágenes que sugieren los textos, en muchos casos, son contundentes, entran a saco ("Aquella noche llovió con la idea de que todos aprendiésemos a nadar"). Es mago Nesquens, un mago de la palabra.
Si los textos son especiales, las ilustraciones no les van a la zaga. Sergio Mora hace una apuesta estética atrevida y coherente, en la que hay línea de tatuaje (obviamente) pero también ecos del arte popular, colorista (a mí me ha recordado, en algunos momentos, a la estética del arte popular mexicano; pero yo sé poco de estas cosas).
También me ha parecido magia lo que hace Sergio Mora. Un mago de la ilustración.
En suma, un libro que no os dejará indiferentes y que soporta lecturas y relecturas (desde el domingo hasta hoy lo he leído un par de veces más). Os animo a que le echéis un vistazo, incluso a que lo leáis. Es más, a que lo disfrutéis, regaléis y recomendéis.
Como curiosidad última aquí os dejo un enlace de la presentación del libro en la librería Antígona, en Zaragoza, debieron pasarlo en grande...
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario