jueves, 29 de diciembre de 2016

La cometa de Noah

Acabo de terminar de leer La cometa de Noah, de Rafael Salmerón, publicado por SM en su colección Gran Angular. Este libro fue recomendado hace unas semanas por Juan José Alfaro en el programa de radio de Castilla La Mancha Media.


El libro cuenta la historia de una familia de judíos que vive en la Polonia invadida por los nazis. La suma y escalada de vejaciones, oprobios, maltratos... se va incrementando según avanzan los días, y esta familia (y toda la comunidad judía) vive unos años terribles que desembocan en la conocida Shoah. De la mano de los Baumann (y más adelante los Hiller) nos colamos en el gueto de Varsovia durante esos años horribles, horribles de verdad.
Noah, el pequeño de los Baumann, es un niño con un cierto grado de autismo que disfruta volando su cometa. Una cometa que acaba convertida en un símbolo (de alegría; o como un hueco por el que, a pesar de las restricciones, se cuela la libertad).
Aunque Noah y su cometa (y su hermano Joel) son los protagonistas del libro, esta es una historia coral, y la polifonía de personajes nos ayudan a tener una visión más completa de las diversas situaciones y actitudes ante la catástrofe.
La narración avanza a saltos según las fechas más significativas para esta familia (y con ella, para toda la comunidad judía) y hay hilos y tramas que quedan abiertas con personajes que, sencillamente, desaparecen, de los que el narrador nos avisa que ya no sabremos más. Esta estrategia narrativa suma a la historia y da una idea de la situación vivida en aquellos años, cuando había gente de la que se dejaba de tener noticia y ya nunca más se sabía (ni se sabía de sus historias de valor o cobardía).
Un libro duro, emocionante, intenso. Uno de esos libros de los que es difícil escapar.
Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada