sábado, 20 de julio de 2024

El artesano y la narración oral

Acabo de terminar de leer el librito El artesano y la narración oral. Del entramado presencial a lo virtual, escrito por César Rincón y publicado por la Ediciones Palabra Dicha. El libro me lo regaló César en el pasado Maratón de Cuentos de Guadalajara donde pudimos desvirtualizarnos y pude escucharle contar algunos cuentos. 

El libro es un breve ensayo, muy bien articulado y fundamentado, que primeramente traza un recorrido histórico del oficio de contar para, posteriormente, tratar de enmarcar la disciplina de la narración oral desde una perspectiva de artesanía (puesto que reelabora continuamente las mismas historias con los matices propios del artesano y del contexto y los nuevos tiempos y usos), es una idea que ya aparecía perfilada en algún capítulo de El narrador, de Walter Benjamin, pero que César Rincón analiza con más detalle y la apuntala con nuevos referentes y argumentos (como los de Jorge DuabttiBertolt Brecht y Richard Sennett). A continuación, perfilada la disciplina artística dentro de estos parámetros, analiza algunas de las propuestas de narración en streaming (en directo a través de pantallas) realizadas en tiempos de pandemia para concluir si esta manera de contar y escuchar cuentos podría ser considerada también narración oral.

Particularmente me interesan mucho los libros que me interpelan y me obligan a dialogar, a pensar y repensar lo escrito. Este libro traza un itinerario claro que avanza con referentes y fundamentaciones bien jugosas, e incluso en los momentos (que algunos hay) en los que no comparto las conclusiones a las que llega o en los que siento que el argumento que se está articulando se podría rebatir (que también alguno hay), me sigue resultando muy interesante, porque no deja de dialogar conmigo. Este breve ensayo puede parecer algo menor, pero no lo es, es un libro muy pensado y, en mi opinión, muy interesante.

El libro cuenta con un prólogo de Benjamín Briseño y una selecta y estupenda bibliografía que traza el camino para seguir ahondando en algunas de las cuestiones planteadas.

Saludos

El seculòrum i la seculera

Hoy sábado volví a la radio para contar en "Esto me suena", de RNE, a Ciudadano García, en su último día antes de vacaciones (el resto del equipo seguimos trabajando en verano, ejem). Para la ocasión conté un cuento recogido por Joan-Lluís Monjo i Mascaró en su libro El seculòrum i la seculera.


LA COLECCIÓN
El título completo del libro El seculòrum i la seculera. Contes i acudits llicenciosos valencians de tradició oral nos da una completa descripción de la colección de cuentos que tenemos entre manos. Se trata de un total de 129 cuentos procaces (licenciosos, vergonzantes, obscenos) recogidos en el ámbito geográfico de la Comunidad Valenciana. Aunque casi el 50% de los textos han sido recogidos en Tàrbena (Marina Baixa) encontramos cuentos recogidos en 10 mancomunidades a lo largo de toda la Comunidad.
El libro, además de la estupenda colección de cuentos (ya sabéis que es difícil dar con una buena recopilación de cuentos obscenos, de esto he hablado en varias ocasiones, por ejemplo aquí) incluye otros materiales muy valiosos para los interesados por este género tan escurridizo: una presentación (con indicaciones sobre la transcripción y ordenación de materiales, así como justificación, metodología, etc.); un bloque dedicado al estudio de los materiales narrativos orales recogidos, especialmente a los recursos humorísticos (personajes, situaciones y lenguaje) y a las fuentes y difusión de estos textos; unas conclusiones y una estupenda bibliografía; además de otros listados como: información sobre las personas que contaron los cuentos y catalogación ATU de los cuentos.
El libro ha salido publicado hace poco, así que podéis conseguirlo sin problema; está publicado por Edicions del Bullent y el Museo Valenciano de Etnografía (un referente entre los museos europeos). Si a pesar de todos estos motivos aún dudáis sobre la calidad de lo que vais a encontrar os cuento que este libro fue la obra ganadora de la vigésimo cuarta edición del Premio Bernat Capó de difusión de la cultura popular.

EL CUENTO
El cuento que elegí para contar fue "Es qüento de s'agulla", el primero del libro, porque se da la circunstancia que yo grabé una versión similar, hace medio año, a María Martínez Camacho, en Olula del Río (Almería). De esta manera puedo despedir a García trayendo al programa a los verdaderos protagonistas de este ratito de radio: las personas que a lo largo de los años y las generaciones han preservado los cuentos tradicionales del olvido. 
Por lo tanto, como es costumbre, yo conté la versión del libro algo apretada, la verdad, es mucho mejor la versión recogida, más larga, se regodea más la cuentista. El cuento fue contado por Isabel Ripoll Mascaró en agosto de 1993 a Joan-Lluís Monjo i Mascaró.
Y después de que yo cuente podéis oír la versión de María Martínez Camacho, que está colgada en el CLO, el Corpus de Literatura Oral de la Universidad de Jaén, concretamente aquí. De esta narradora tenéis dos cuentos más, absolutamente maravillosos y contados con gran magisterio, no dejéis de escucharlos.
Por último (que la entrada va bastante larga ya), para los curiosos del ATU, aunque parecen el mismo cuento hay matices que nos hacen pensar en dos tipos distintos de cuentos, el recogido en el libro es el ATU 850* [El mendigo pícaro] y el que nos cuenta María es el ATU 900E [El cazador del rey], o, más bien, una versión algo incompleta de este tipo (falta toda la parte de las coplillas, por ejemplo). En cualquier caso bien podría confundirse un tipo y otro, en mi opinión son de esos tipos donde no sé si los matices son tan importantes como para hablar de dos cuentos distintos (como se puede apreciar en las dos versiones).
Aquí tenéis el audio completo del programa (una horita bien entretenida de radio), mi tramo comienza a partir del minuto 31:15. Aquí debajo y aquí tenéis el cuento solo. Ambos, programa y cuento, podéis descargarlos en vuestra plataforma habitual de podcasting o directamente en RTVE Play.


Pasad una buena semana

viernes, 19 de julio de 2024

La vía de la narración

Acabo de devorar el segundo librito del verano, se trata de La vía de la narración, unas notas de una conferencia de Alessandro Baricco publicadas por Anagrama en su colección de Nuevos Cuadernos Anagrama. 

El libro habla de los elementos que entran en juego en la alquimia de contar historias y lo hace de una manera hermosa y honda, cada párrafo, cada línea, da para rumiar y repensar lo escrito. Habla de la historia, la trama y el estilo, y al hilo de las reflexiones que va desgranando va haciendo también un repaso (y una enjundiosa crítica) de algunas cuestiones muy conocidas como la estructura de los cuentos de Propp y, en especial, del viaje del héroe que tanto desarrolló Campbel y, ceñido a la escritura, Vogler.

Me gustan (y me interpelan) muchas de las ideas que atraviesan el libro, en especial toda la cuestión del estilo (la manera como contamos también cuenta) y lo relacionado con la idea de la vía de la narración: contar desde un futuro pasado, narrar como una proyección hacia el futuro. Son reflexiones hermosísimas y muy muy interesantes, va un botón de muestra: "El que narra, se convierte. No se limita a organizar el pasado, sino que suscita el futuro." (p. 52)

El libro está pensado desde la mirada del escritor, pero incluye muchos elementos de la narración oral y todo, de hecho, se puede analizar desde este ámbito nuestro. El libro todo da para leer y releer.

Es una joyita que os recomiendo.

Saludos

miércoles, 17 de julio de 2024

Las incursoras

Mi primera lectura este verano ha sido el nuevo libro de Ana Garralón, titulado Las incursoras y publicado por la editorial Las afueras. Un libro que traza el mapa para conocer algunas de las pioneras de la literatura infantil y juvenil, algunos momentos de sus vidas y sus obras.

Ana lo ha vuelto a hacer, ha vuelto a escribir un libro muy entretenido y, al mismo tiempo, con mucho contenido. En este libro, desde las primeras páginas, se aprecia la hondura del trabajo previo a la escritura: mucho tiempo dedicado a la investigación y a la lectura, mucho tiempo de búsqueda y de reflexión, y mucho tiempo para organizar los contenidos. Es fascinante que, por un lado, uno percibe claramente la profundidad de los cimientos sobre los que se edifica este libro y, por otro, uno no deja de disfrutar la (aparente) sencillez como está escrito y la alegría con la que se lee. Sí, Ana lo ha vuelto a hacer. Y por si esto no fuera suficiente, este libro, como otros de Ana, es un libro que hacía falta, un libro necesario.

El libro tiene trece capítulos y en ellos podemos conocer a muchas de las pioneras del ámbito de la literatura infantil y juvenil, partiendo de las narradoras orales y las recopiladoras, pasando por las autoras de textos costumbristas; siguiendo por las fotógrafas (un capítulo fascinante); continuando con las que probaron a escribir LIJ; por las autoras de libros informativos; las poetas; las investigadoras y promotoras; las autoras con textos realistas y con textos fantásticos; las diseñadoras y las ilustradoras; y las editoras. Un recorrido enorme y muy completo que, como en otros libros de Ana, se convierte en un sugerente laberinto que da a otras puertas para seguir indagando y perdiéndose entre páginas e historias, porque este es un libro que señala e invita a la lectura de muchos otros libros.

Ana lo ha vuelto a hacer. Y qué suerte tenemos por ello. 

Un libro que os recomiendo mucho, especialmente si os interesa el mundo de la LIJ y si trabajáis con niñas, niños y/o jóvenes. 

Saludos

domingo, 14 de julio de 2024

Cuentos extremeños

Hoy sábado volví a la radio para contar en "Esto me suena", de RNE, a Ciudadano García, en el ¡penúltimo programa antes de... sus vacaciones! En esta ocasión conté un cuento recogido por Moisés Marcos de Sande en un artículo titulado "Cuentos extremeños".


LA COLECCIÓN
Esta colección titulada "Cuentos extremeños" reúne un total de 11 cuentecillos contados por Francisca García, de 86 años, en Garrovillas de Alconétar (Cáceres). Esta colección es difícil de conseguir así que vaya por delante mi agradecimiento a Juan Rodríguez Pastor, que me envió los cuentitos transcritos y que, además, me dio algo de información sobre la colección y el compilador. Moisés Marcos de Sande era médico en Garrovillas, donde recogió estos once cuentos a la señora Francisca, que fueron publicados en la Revista de Dialectología y Tradiciones Populares del CSIC en 1947, en las páginas 86 a 95.
La colección tiene la particularidad que es la primera que está transcrita completamente en el dialecto extremeño, tal como fueron contados los cuentos: "Erasi un pairi labraól que teni'un hiju y una hija, y al moril leh entregó pol toa la jerencia un mulu y una baca..."
Son unos cuentos muy frescos recogidos en un momento en el que la oralidad tradicional campaba a sus anchas por calles y casas, muy pegada a los días, muy viva, muy fuerte.

EL CUENTO
El cuento que conté es el titulado "El labraol y suh hijuh" (pp. 89-92), hace unos años conté uno similar, "El tonto del tocino", que puedes escuchar aquí.
La versión que conté en la radio es similar a la que contó Francisca, aunque algo más apretada (cosas de la radio y el tiempo), aun así espero que la disfrutéis.
Aquí tenéis el audio completo del programa (una horita bien entretenida de radio), mi tramo comienza a partir del minuto 28:00. Aquí debajo y aquí tenéis el cuento solo. Ambos, programa y cuento, podéis descargarlos en vuestra plataforma habitual de podcasting o directamente en RTVE Play.


Pasad una buena semana

domingo, 7 de julio de 2024

Los cuentos que me contaron por los caminos de Aragón

Hoy sábado volví a la radio para contar en "Esto me suena", de RNE, a Ciudadano García. En esta ocasión conté cuatro cuentecillos recogidos por Javier Villafañe en su librito Los cuentos que me contaron por los caminos de Aragón.


LA COLECCIÓN
Este libro es similar a Los cuentos que me contaron por el camino de don Quijote, ya comentado en el blog (podéis verlo aquí). Javier Villafañe, titiritero y autor argentino, recorrió tierras aragonesas con sus títeres y, en pago a sus funciones, pedía a los niños y niñas que le dieran cuentecillos. Muchos de estos cuentos son de tradición (cuentos que les contaban en casa) y están pasados por el tamiz de la mirada y la imaginación infantil, una absoluta maravilla; no olvidemos que estos cuentos están recogidos a niñas y niños entre seis y doce años en la década de los ochenta del pasado siglo.
Los dos libros, el de Los cuentos que me contaron por el camino de don Quijote y el de Los cuentos que me contaron por los caminos de Aragón son absolutamente maravillosos. Y pensar que Villafañe recogió, de esta manera y a lo largo de los años, más de 50.000 cuentos, ¡una absoluta locura!
La edición de este libro corrió a cargo de Colectivo Caracola (que es, de hecho, el que publica el libro) y en la introducción del libro hay, además de la introducción de Javier Villafañe, un texto explicativo de Carlos Grassa Toro.

LOS CUENTOS
Estos son los cuatro cuentitos que en la radio:
  • "El dragón" (p. 52), contado tal como está en el libro con el cambio, exclusivamente, del título (puesto que con siete cabezas no sé cómo se puede cegar a un dragón de una sola pedrada). Es el tipo ATU 300 con la aparición estelar de David y Goliat.
  • "El rey Midas" (p. 44), una maravillosa versión del tipo ATU 775.
  • "El perro amigo" (p. 69), una estupenda versión que nos recuerda al mito clásico de Narciso pero con alguna interesante diferencia (no se enamora de sí mismo, sino que encuentra en su reflejo un amigo).
  • "El conejo y el labrador" (p. 60), otro diálogo de sordos, como el de la pasada semana, con todo el sabor tradicional (de hecho el niño inicia el relato diciendo que este cuento se lo cuenta su abuelo). El tipo del cuento es el mismo: ATU 1698G.
Aquí tenéis el audio completo del programa (una horita bien entretenida de radio), mi tramo comienza a partir del minuto 28:15. Aquí debajo y aquí tenéis el cuento solo. Ambos, programa y cuento, podéis descargarlos en vuestra plataforma habitual de podcasting o directamente en RTVE Play.


Pasad una buena semana